Daños colaterales

El libro de la semana: En la FIL, "Claro que leo" y el primer Catálogo sobre Diversidad de la Caniem

Miles de padres, hijos y maestros se dieron cita del 11 al 21 de noviembre en el vasto espacio del Parque Bicentenario, donde fue la clausurada Refinería de Azcapotzalco, para asistir a la 36 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (Filij), con Colima como primer estado invitado y Alemania como país invitado de honor.

Entre la vasta oferta editorial, lecturas, teatro y música para niños y jóvenes y un público de adultos igualmente entusiasta por ser esta la primera vez que la Filij –la segunda feria más importante del mundo para la literatura infantil y juvenil–, se acercó al populoso norte de la Ciudad de México, nos llamaron la atención dos ofertas: la revista bimestral "Claro que leo. Caminos de lectura" (www.claroqueleo.com.mx), dirigida por Alejandro Portilla del Buen y el primer catálogo en México, "Libros para todos", elaborado por el Comité de Libros Infantiles y Juveniles (Colij) de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), presidida por Carlos Anaya Rosique.

Ambos esfuerzos editoriales también estarán presentes en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), a partir del 26 de noviembre y hasta el 4 de diciembre.

A nombre del Colij, su presidenta, la historiadora y editora, Ixchel Delgado, presentó ante la prensa y público el original catálogo, con más de 30 sellos editoriales participantes y más de 400 títulos ya publicados en México de diferentes tamaños así como diversas propuestas estéticas. El objetivo principal: "impulsar la literatura infantil y juvenil disponible en México y con ello formar lectores para el futuro", afirmó Delgado, quien destacó además que precisamente "la inclusión" fue el eje temático de la 36 edición de la Filij, que comparte con la Caniem el objetivo de "incluir" como primer paso para "reconocer la diversidad y las diferencias", sean estas físicas desde una perspectiva médica, como sociales, económicas o raciales.

El catálogo, que sistematiza la vasta oferta editorial en México sobre la diversidad y que fue compartido en forma gratuita con el público en formato de CD, incluye la consignación de los libros publicados en sistema Braille o los audiolibros, además de las publicaciones dirigidas a padres, niños, jóvenes y maestros que abordan temas como el abuso, la diversidad sexual, la discriminación y la tolerancia, o libros en español y alguna de las lenguas indígenas de México como el amuzgo, el tzotzil, el tzeltal, el zapoteco y el mixe, entre

otras. También se incluye buna selección de libros técnico-científicos que abordan diversas discapacidades y que están dirigidos a maestros y especialistas.

Los más de 400 títulos consignados fueron organizados en más de 100 categorías especificadas en su índice, lo cual permite hacer búsquedas por categorías o navegar por el conjunto del catálogo, que puede hallarse en las principales librerías del país. También se puede contactar a una editorial en específico de todas las que fueron incluidas en el catálogo.

Por orden alfabético, los temas que abordan los libros del catálogo se refieren a abuso y discriminación, aceptación, diversidad sexual, Alzheimer, audiolibros, autismo, síndrome de Asperger, conflictos políticos y sociales, integración, orfandad, déficit de atención, discapacidades, libros en Braille, parálisis cerebral, dislexia, enfermedades mentales, familias diferentes, monoparentales o uniparentales, gigantismo, tercera edad, diez lenguas indígenas, misoginia, orfandad, parálisis cerebral y síndrome de Down.

En cuanto a la atractiva revista "Claro que leo", dirigida "a las familias y los lectores en formación" bajo la coordinación editorial de Libia Brenda Castro con diseño de Agustín Azuela de la Cueva e ilustraciones de Mauricio Gómez Morín, su edición de fin de año es, según su mismo director Alejandro Portilla del Buen, "el ejemplar más diverso", con recomendaciones de lecturas sobre libros de dinosaurios y de terror que, como es sabido, tanto fascinar a los niños y niñas lectores; una visita a Jack London, autor del mítico libro "Colmillo blanco"; además de entrevistas con dos figuras fundamentales de la literatura infantil y juvenil en México, la escritora Verónica Murguía y el artista plástico e ilustrador Mauricio Gómez Morín.

Bellamente ilustrada, la revista también hace un homenaje a Miguel de Cervantes y estrena secciones breves como Frontera Iberoamericana y breves perfiles de autores, sin dejar fuera reseñas, acercamientos a libros informativos y su sección de poesía, con varios poemas esta vez de la escritora Laura Escudero y su libro "Ema y el silencio" (FCE, Premio Hispanoamericano de Poesía para Niños), como "Oruga": "Una oruga hace/ con hojas/ cosas./ Por ejemplo, mariposas./ Mastica con esmero/ pliegue, doblez, mordisco/ y agujero./ Origami de oruga:/ hermosura."

Sobre una pequeña muestra de los libros provenientes de Alemania para la 36 edición de la Filij, la revista destaca "Los zorros no mienten", de Ulrich Hub con ilustración de Heike Drewelow; "3 deseos para el señor Pug", de Sebastian Meschenmoser y "Los hermanos negros", de Lisa Tezner e ilustrado por Hannes Binder.

También, sobre los libros para niños y jóvenes que abordan la diversidad, la revista destaca "La lección de August", de R, J. Palacio (España); "Mallko y papá", de Gusti (México); "Marte y las princesas voladoras", de María Baranda (México) y "Jesús Betz", de Fred Bernard (México).