Daños colaterales

Escenarios en Venezuela tras las sanciones de Obama

En un extenso artículo, el analista internacional y experto en asuntos latinoamericanos, Carlos Santa María, enumera las posibles "siete acciones" que tomará Estados Unidos para justificar su ataque continuado al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela (http://www.diario-octubre.com/author/carlos-santana/), a saber:

1) Bandera falsa: crear un conflicto real a través de un autoatentado a fin de justificar el asesinato de latinoamericanos e intervenir Venezuela. "Este podría ser un ataque a una embajada, funcionario, ciudadano estadunidense, por ejemplo, en cuya táctica hay muchísima experiencia acumulada", afirma Santa María.

2) Incrementar su ayuda militar y económica a la oposición: esto a través de ciudadanos venezolanos "interesados en devolver las riquezas del país a manos extranjeras, empleando organizaciones espurias".

3) Insistir en el ocultamiento de víveres y medicinas, según ha venido denunciando el gobierno de Caracas, con el objetivo de fomentar el contrabando e incrementar así las dificultades que existen objetivamente en esos campos.

4) Bloqueo económico: a través de sanciones directas o indirectas que logren debilitar la infraestructura nacional, "cuyo paso más fuerte fue dado a través de la baja artificial del precio en el petróleo".

5) Campaña mediática interna y mundial: el objetivo es imprimir en la opinión pública las categorías de "crisis insalvable", "falta de autoridad", "represión a la oposición" y "corrupción", con el fin de incentivar a la oposición y presionar para una salida "por fuera de las elecciones".

6) Fortalecimiento de las derechas existentes en América Latina: esto ya se ha estado viendo con la visita a Venezuela de los ex presidentes conservadores Sebastián Piñera (Chile), Felipe Calderón (México) y Andrés Pastrana (Colombia), así como "a los golpistas y responsables de tragedias en el país."

7) Desestabilizar a través de agencias de inteligencia: por otros mecanismos "de carácter secreto o reservado" se buscará "desestabilizar al país. En especial " se recurrirá a aquellos venezolanos que vendan su nacionalidad o patria por denarios extranjeros, utilizándolos para propiciar la violencia y el aumento de sus índices".

Para el autor, la declaración de "emergencia nacional" hecha el pasado lunes por el presidente Obama tras firman un decreto ejecutivo que señala a Venezuela como "una amenaza para la seguridad nacional" de EU, es una herramienta que le va a permitir a Obama, no solo ir más allá de lo que se haya aprobado en el Congreso, sino incluso "posibilitar el 'Caos controlado'" en Venezuela.

Una apuesta sin duda temeraria que se aplica en tiempos de guerra y que, de hecho, supone una "declaratoria de guerra" al gobierno venezolano, como afirma a su vez la abogada y escritora estadunidense-venezolana Eva Golinger, para quien la orden ejecutiva, en tanto arbitraria, se decidió "simplemente para tomar mayores acciones contra Venezuela, sean económicas o incluso militares" aunque con ello Estados Unidos, que estuvo intentando recuperar su relación con América Latina, "ahora está haciendo todo lo posible para sabotear esta posibilidad".