Daños colaterales

El círculo vicioso Israel-Gaza y cómo resolverlo / I

Desde la primera guerra del Golfo Pérsico, en 1990-91, cuando EU y otros 34 países atacaron Irak tras la invasión de Sadam Husein a Kuwait, la población de la costera Franja de Gaza, sobre el Mediterráneo (hoy casi 1.8 millones de habitantes hacinados en 360 km2, una de las zonas más densamente pobladas del planeta), perdió su derecho a desplazarse con libertad fuera de sus fronteras, que colindan en el suroeste con Israel y en el noreste con la península del Sinaí egipcio.

Primera colonia inglesa bajo el Mandato Británico de Palestina de 1917-1948, la Franja fue asignada a Palestina en 1947 según el plan de la ONU para la partición del territorio entre árabes y judíos, lo que dio nacimiento al Estado de Israel. Pero tras la primera guerra árabe-israelí de 1948, Gaza fue ocupada militarmente por Egipto. En junio de 1967, con la preventiva Guerra de los Seis Días de Israel contra Egipto, Jordania, Irak y Siria, Gaza fue conquistada por Israel y controlada hasta 1994, tras la firma el 13 de septiembre de 1993 de los Acuerdos de Oslo. Por ellos, la naciente Autoridad Nacional Palestina (ANP), con sede en Ramala (Cisjordania), recibió 80 por ciento del territorio. El artículo 4to. de los Acuerdos, firmados entre Isaac Rabin y Yaser Arafat, con la mediación de Bill Clinton —lo que les valió el Nobel de la Paz—, estipula que la Franja de Gaza integra junto con Cisjordania los llamados Territorios Palestinos y “deben ser considerados como una unidad territorial” (art. 4to).

La muerte y los enfrentamientos han sido el signo entre gazatíes e israelíes desde que el 7 de diciembre de 1987 se desató la Primera Intifada (“levantar la cabeza”) contra la ocupación.

La revuelta contra las Fuerzas de Defensa  israelíes estalló a raíz de un accidente de tráfico, cuando un vehículo militar mató a cuatro palestinos que hacían fila. El 16 de abril de 1993 tuvo lugar el primer ataque terrorista cometido por Hamás. La rebelión culminó con Oslo, en 1993, y en seis años habían muerto mil 162 palestinos y 160 israelíes.