Daños colaterales

Trump contra científicos

Mañana inicia en Marrakech la cumbre del clima COP22 y el estupor es la nota ante el triunfo de Donald Trump, quien niega la acción humana en el calentamiento del planeta, cuando casi 200 países deben acordar el “libro de reglas” que marcará el estratégico Acuerdo de París.

Desde ya, la comunidad científica de EU y Europa coincide en que la victoria del magnate cayó “como un jarro de agua fría” y “temen lo peor”, ya que Trump será el primer presidente de EU “que está en contra de la ciencia (y) los efectos serán muy malos”, según afirma Michael Lubell, vocero de la American Physical Society.

Pero en EU el miedo es doble: por un eventual recorte al presupuesto para la investigación científica y porque el vicepresidente electo, el político ultraconservador Mike Pence, ha dicho que es “creacionista”, es decir rechaza la teoría de la evolución de Darwin, base de biología moderna.