Daños colaterales

¿Semen de cerdos británicos por tesoros robados a China?

Mientras en el Gran Salón del Pueblo de Pekín el vicepresidente Joe Biden intentaba ayer —sin éxito— convencer al presidente Xi Jinping para que se desista de la nueva zona de defensa aérea fijada por su país hace diez días en el mar de China oriental —sobre las deshabitadas islas Senkaku, un archipiélago con ricos recursos naturales que Japón administra de manera unilateral pero China también reclama con el nombre de Diaoyu—, el jefe del gobierno británico David Cameron dejaba la capital del antiguo Imperio del Centro con la satisfacción de una misión más que cumplida: tras una visita oficial de tres días junto a una nutrida delegación económica, el premier conservador atestiguó la firma de acuerdos comerciales y de inversión para empresas de Reino Unido por 5 mil 600 millones de libras (6 mil 700 millones de euros), sin duda la misión comercial más importante jamás realizada por su país.

Entre los acuerdos está la exportación a China de semen de cerdo, fresco y congelado por 45 millones de libras/año para mejorar la genética de sus animales, siendo que China tiene la mayor población porcina del mundo y la mitad del total mundial.

Pero según el ministro británico de Medioambiente, Owen Paterson, Pekín también pidió para sus golosos ciudadanos los pies del cerdo, que en Londres “acaban casi siempre en la basura, pero en China son un manjar de primera”.

Pero no todo es miel sobre hojuelas: el  viernes anterior, Cameron había decidido abrir una cuenta en Weibo (versión china de Twitter) invitando a los internautas a enviarle preguntas y ayer, en la ciudad central de Chengdu, última escala de su gira, fue sorprendido según la prensa por la siguiente pregunta del Center for International Economic Exchanges, un think tank ligado al poder: “¿Cuándo devolverán las piezas ilegalmente saqueadas?”, en alusión a 23 mil objetos en poder del Museo Británico.

Preguntado al respecto, el vocero de la cancillería china, Hong Lei, dijo que “esperamos que los países y autoridades competentes puedan respetar los sentimientos del pueblo chino y tomar medidas responsables y amables” al respecto. ¿Pide China la devolución de esos tesoros?: “Las autoridades chinas competentes están en comunicación con las autoridades gubernamentales de los países pertinentes”, añadió Hong por toda respuesta.