Daños colaterales

Israelíes divididos por viaje de Netanyahu

Una encuesta en Israel de la firma Millward Brown muestra que 47% de los israelíes considera que el primer ministro Benjamín Netanyahu –quien busca refrendar su poder en los comicios parlamentarios del 17 de marzo– no debería viajar a EU, donde el 3 de marzo tiene previsto hablar ante el Congreso, invitado por la oposición republicana. El propósito: sumar votos para las parlamentarias del 17 de marzo en su país e impedir a toda costa que EU y el Grupo 5+1 (con Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania) lleguen finalmente a un acuerdo con el gobierno chiita de Irán sobre su programa nuclear. 

Según la encuesta, otro 34% cree que Netanyahu debe viajar y 19% no sabe.

No obstante, 63% dice que lo que finalmente decida el líder del Likud (derecha) no afectará su voto en marzo. Según otros sondeos, hasta 70% de los israelíes quieren que Netanyahu se mantenga al frente del gobierno; aunque la oposición lo acusa de ser “el peor de la historia” por sus políticas “suicidas” en seguridad y exterior, según la ex ministra de Justicia y ex canciller, Tzipi Livni.

Obama adelantó no que recibirá a Netanyahu en la Oficina Oval ya que no fue advertido de la invitación, lo cual viola el protocolo diplomático, y su vicepresidente Biden tampoco asistirá al discurso, al igual que el senador liberal independiente, Bernie Sanders, que es judío. “El presidente (Obama) dirige nuestra política exterior y la idea de no fuera ni siquiera consultado está mal. (...) No voy a ir (al Congreso). Tal vez lo mire por televisión”.

Según el portal de Jerusalén Aurora  (ww.aurora-israel.co.il), también los representantes demócratas John Lewis (Georgia) y Jim Clyburn (Carolina del Sur) van a boicotear el discurso.

En Israel, el candidato opositor del Campo Sionista, Isaac Herzog (laboristas y partido Hatnuah, de Livni), ha fustigado el provocador viaje del premier, a quien le critica su alianza con la ultraderecha israelí tras la brutal campaña contra Gaza en 2014 y el diario israelí Haaretz (centro-izquierda) llamó el jueves pasado a los israelíes a votar contra Netanyahu en marzo.