Daños colaterales

"Fut" y elecciones: Colombia tiene la pelota

Aunque es deseable que en la segunda vuelta electoral del domingo en Colombia se imponga el presidente y candidato Juan Manuel Santos, porque desde luego la paz es mejor que la guerra, como bien razona en su último editorial la prestigiosa revista británica The Economist, que también respalda a Santos —“la oportunidad de acabar con medio siglo de muertes, lesiones y destrucción es algo muy valioso. De los dos candidatos, solo el señor Santos puede capitalizar esto”—, lo cierto es que la apatía de casi 60% del electorado en la primera vuelta del 25 de mayo, puede volver a jugar contra los resultados.

Entrevistados en Brasil por varias agencias de noticias (Reuters, EFE, etc.), los hinchas colombianos no esconden su escepticismo frente a las urnas y prefieren hablar del sábado 14, cuando su país se enfrente a Grecia en el estadio Mineirao de Belo Horizonte. El mero hecho de haber viajado al vecino del sur es ya una elección, como ellos mismos reconocen: “Lo siento, Mundial mata elecciones”, dice el ingeniero de sistemas Guillermo Barrera (33 años). Otros se lamentan: “Es una elección donde cada voto podría ser importante, porque los candidatos están muy cerca en las encuestas. Quisiera votar, pero tuve que escoger: mi derecho democrático o ver este partido. Voté por el futbol”, acepta José Londoño, arquitecto (29, Medellín). De haber estado en Colombia, asegura que hubiera votado por Santos. Pero no se siente tan frustrado porque su compañero de viaje, Leo Bedoya (27 años) lo habría hecho por Zuluaga. Es decir, “ambos candidatos perdieron un voto”.

Nicolás Luna, ingeniero (26, Bogotá) va más allá: “Yo no creo en nuestra democracia. Los dos han hecho cosas malas en el pasado. Así que a mí no me preocupa no poder votar. Puedo festejar feliz y tranquilo el sábado después de ganarle a Grecia”.

En un punto coinciden los entrevistados: “la caída de la moral por la ausencia de Falcao”, quien se recupera de una operación de rodilla. “Pero todavía somos un buen equipo, aun sin él”, confían.

La última encuesta Gallup-Colombia (6-06), muestra que Santos (Unidad Nacional) creció en la intención de voto respecto de mayo, de 35.1% a 47.7%, frente a Zuluaga (Centro Democrático), 35.1% a 42.5 por ciento.

Según nuestros pronósticos, Santos —que   tiene el apoyo de EU, lo cual debe importarle al ejército y el empresariado locales— puede lograr 52.0% de votos si prima la cordura y al 25.69% de la primera vuelta, suma los votos ya comprometidos de Polo Democrático (15.52%, izquierda) y 70% del Partido Conservador (que tuvo 15.52%), si bien su líder, María Ramírez, votará Zuluaga.