Daños colaterales

Chile: cifras para reflexionar (II y último)

Pese a índices favorables como 5.7% de PIB, 1.5% de inflación y 5.7% de desempleo , Chile sigue siendo un país profundamente desigual, basado en un modelo de desarrollo construido sobre la cultura del miedo que dejó la ruptura del orden democrático tras el golpe de Estado de Augusto Pinochet contra Salvador Allende en 1973, hace ya 40 años, el primer presidente socialista en el mundo en llegar al poder por la vía constitucional, siendo derrocado de forma sangrienta por EU, la CIA, un sector de las FFAA a nombre del poder empresarial y político y el conservador diario El Mercurio. Tras 17 años de una dictadura que no se debiera minimizar por el hecho de que el genocida y ladrón de Pinochet dejó “una economía pujante”, como muchos argumentan, los chilenos heredaron una Carta Magna que la ex presidenta Michelle Bachelet quiere ahora sí reformar si logra imponerse finalmente a la pro pinochetista Evelyn Mathhei el 15 de diciembre. 

Uno de los tres elementos que propone la agenda de Nueva Mayoría es una reforma educativa que acabe con  los altos costos del sector, luego de las movilizaciones estudiantiles que comenzaron en 2008 bajo Bachelet, en un país de más de 17 millones de habitantes de los cuales 13 millones tienen más de 18 años. De ellos, casi cuatro millones tienen de 18 a 34 años y son hoy los más afectados por el desempleo que, aunque bajo, de 5.7%  (casi 500 mil chilenos), perjudica sobre todo a jóvenes de 20-29, en su mayoría hombres (40%) y con educación media (53%), según el diario La Tercera (18-11).

En 2008, Bachelet reprimió con violencia las marchas estudiantiles que exigían acabar con la educación de Pinochet (la llamada LOCE). Y si bien en 2009 se promulgó la nueva Ley General de Educación, este marco pactado entre Bachelet y la pro-pinochetista Alianza por Chile tampoco satisface al movimiento educativo que exige el fin “del lucro comercial (con) una educación para pobres y otra para ricos”.

Hasta anoche, la Nueva Mayoría de Bachelet no obtenía los 72 diputados que requiere para reformar la educación (y 80 para cambiar la Constitución). Y los 61 que logró hasta ahora quizá no basten para construir ese “otro modelo” de país que su coalición comenzaría a construir con 50 medidas en los primeros 100 días de gobierno.

Otro dato del rompecabezas chileno: ese 44% de votantes que desdeñó las urnas, es decir, casi la mitad del electorado.