Tuércele el cuello

México, el hipster de Latinoamérica

¿Cómo consumen cultura los latinoamericanos? Es una pregunta complicada. ¿Cómo encontrar respuestas en un territorio tan vasto? ¿Cómo encontrar las claves en medio de tanta diversidad económica, geográfica, política, religiosa, cultural y un gigante etcétera? El reto lo asumió la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), que para responder estas preguntas realizó el año pasado la Encuesta Latinoamericana de Hábitos y Prácticas Culturales 2013, cuyos resultados se hicieron públicos hace unos días.

Entonces, ¿cómo consume cultura un latinoamericano promedio? Podríamos describirlo como un muchacho gordito adicto a ver televisión; le encanta escuchar música; casi no va al cine; no le gusta leer mucho y, cuando lo hace, es más bien por obligación; cada vez tiene mayor acceso a internet, mismo que utiliza casi exclusivamente para entretenimiento y diversión, además de que pocas veces en su vida ingresa a un museo.

Pero no todo es tan trágico, la opinión de 6 de cada 10 latinoamericanos es que en los últimos 100 años es más fácil acceder a productos culturales, hay una oferta más diversa y la calidad de los productos culturales que se tienen a la mano es más alta. Esto es lo que afirmaron 1200 personas que respondieron la encuesta de la OEI (con un margen de error de 2%), que analiza desde la lectura de periódicos y libros, televisión, radio, cine, teatro, video, música, el uso de computadoras, acceso a internet, redes sociales y correo electrónico, visitas a lugares de patrimonio cultural, asistencia a conciertos o celebración de eventos culturales, así como el acceso a servicios culturales.

México, ingenuo y sensual “hipster”

Los mexicanos son los más lectores de América Latina. Sí, leíste bien. Sorpréndete aún más: no lo hacen por obligación, sino por puro gusto. Cada mexicano lee en promedio 6 libros al año -ojo, siempre según la encuesta de la OEI-. Además, los mexicanos y bolivianos son los que menos ven televisión (menos de tres horas por semana). Y, por si fuera poco, los mexicanos son los que más visitan su patrimonio cultural. Así que, o las políticas culturales implementadas en México nos han convertido en los hipsters de Latinoamérica (leemos un chingo, somos asiduos de los museos y no vemos la tele porque eso es muy mainstream); o falta hacer una encuesta con mayor representatividad o la muestra en México la tomaron en los pasillos de la FIL, las inmediaciones del Colmex y en las calles de Coyoacán y la Condechi; o quizá sólo estaba desvelado y en estado inconveniente cuando leí la encuesta, en cuyo caso, todo lo que he dicho no es más que la perorata de un ebrio impertinente.

En cualquier caso, descarga la encuesta y saca tus conclusiones: está disponible y descargable sin ningún costo en este sitio: http://www.oei.es/noticias/spip.php?article14394.

 

victordavalos@gmail.com

Twitter: @nachodavalosl