Peor para la verdad

Las palabras de Obama

E l discurso que pronunció Barack Obama, el último como Presidente de los Estados Unidos, el pasado martes 10 de enero, resume de la mejor manera el legado que va a dejar para su país y para el mundo.

En tiempos en donde los nacionalismos irracionales surgen amenazando la realidad global de la sociedad actual, es un alivio escuchar a un Estadista que el motor de la democracia y del cambio social está en cada una de las personas. En su compromiso con su país, con su trabajo, con su familia. De cómo incluso ante un escenario de completa adversidad y polarización social, como el que se vislumbra a partir del próximo 20 de enero cuando asuma la Presidencia Donald Trump, la fuerza de las instituciones permitirán que subsista una América justa e inclusiva.

Ante la ola de discriminación y xenofobia que impulsan los grupos más conservadores de norteamericanos, que se identifican y apoyan las propuestas de Trump, fue extraordinario el recordatorio que les hizo Obama sobre la diversidad que construyó la nación norteamericana.

Una vez más, la democracia nos pone en una situación en donde las sociedades modernas debemos de aprender a convivir con madurez y serenidad. La tolerancia debe de ser la llave de una nueva etapa social, en donde tanto los liberales como los conservadores, los progresistas y los resabios del oscurantismo, deben de aprender a convivir.

El avance en materia de derechos y libertades se ha ido consolidando no sólo en los Estados Unidos, sino en muchos países del mundo. Esas batallas que diversos sectores de la sociedad ha ganado, ahora se deberán consolidar. La democracia no es sólo ganar votos, es que los gobiernos tengan la capacidad de gobernar a todos justamente en la pluralidad en la que esta integrada cada sociedad.

Las declaraciones del próximo Presidente estadounidense, quien en su pragmatismo empresarial se ha instalado en una posición de ser “políticamente incorrecto”, siguen poniendo nerviosos a los mercados internacionales y tambaleando a muchas economías, principalmente la de nuestro país.

Pero aun así, a pesar de la estridencia de Trump, de los riesgos de la economía, de lo adverso de nuestro panorama, debemos de recordar que unidos como país México siempre ha salido adelante, y ahora nuevamente estamos en posición de demostrarle al mundo nuestra grandeza y madurez como sociedad, algo que estoy seguro vamos a hacer, ¿no cree Usted?