Peor para la verdad

El juego de las máscaras

Como si el proceso electoral para elegir al próximo gobernador de Tamaulipas fuera un asunto que se deba decidir con simulaciones, el candidato del PRI Baltazar Hinojosa se pronunció cincuenta días después de haber iniciado su campaña de los exgobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, así como del actual gobernador Egidio Torre.

En un acto que raya en el insulto a la inteligencia de los tamaulipecos, el abanderado priista quiere con una frase borrar de la memoria colectiva que su carrera política la realizó justamente con el apoyo de los que ahora niega. Seguramente con esa frase borrará de las fotos y las crónicas periodísticas la presencia en eventos realizados hace sólo algunas semanas tanto de Eugenio Hernández como del actual gobernador.

No es una declaración que debamos dejar pasar de largo o hacer mofa en las mesas de discusión en que participemos. Lo que se pretende es tratar de engañar, como en un carnaval en donde todos usan máscaras, para ocultar justamente a los ojos de la población que son los mismos.

Porque todos sabemos que es el actual candidato del tricolor el heredero natural de un sistema que ha gobernado durante 86 años a Tamaulipas, que además es el responsable de la grave situación de inseguridad por la que atraviesa el estado, pero también, es el grupo político que se ha mantenido en el poder y protegido a quienes le han fallado a Tamaulipas con un manto inmenso de impunidad.

Saben que lo que está en juego es que van a perder la tranquilidad con que acostumbran moverse. Y que los responsables de los grandes males de nuestro estado pagarán conforme lo marca la ley.

Seguramente una de sus mayores preocupaciones son las malas cuentas en que se encuentra la hacienda estatal. La deuda que dejará el actual gobierno es de alrededor de 15 mil millones de pesos. Endeudamiento que comenzó con 271 mdp que el gobierno de Manuel Cavazos quedo a deber. Y de ahí, la cifra fue aumentando, a 758 mdp con Tomás Yarrington y 6,637 mdp con Eugenio Hernández. El gobernador Egidio Torre llevo la deuda pública a 13,691 mdp al inicio de este año, a lo que hay que sumar un préstamo por otros mil mdp.

¿Ha habido algún pronunciamiento por parte del candidato Hinojosa sobre esta inmensa deuda que pagaremos todos los tamaulipecos? ¿Porque no hizo una referencia con el mismo énfasis a este delicado tema? ¿Será que sólo se quiso poner una máscara para presentarse como candidato casi independiente? Solo que no considero que la memoria colectiva no es tan corta en tiempos de internet y redes sociales, ¿no cree usted?