Peor para la verdad

Del argumento al ataque

La difusión de spots comenzó marcada por los ataques y las descalificaciones. El Partido Acción Nacional difundió un mensaje crítico contra Cesar Camacho, Presidente Nacional del PRI, por el uso de relojes.

En este espacio comentábamos en nuestra colaboración anterior, que ante la gran cantidad de spots que se van a difundir durante el actual proceso electoral, era de vital importancia que se aprovecharan para hacer llegar a la mayor cantidad de electores las propuestas de los partidos, los temas que se impulsaran en la Cámara de Diputados.

 Esta es la oportunidad de difundir ampliamente las agendas de cada partido, para que todos sepamos que se va a discutir en San Lázaro, así como saber el impacto que tendrán en las actividades de cada región, porque además de los grandes temas nacionales, siempre se debe de considerar los beneficios que nuestros legisladores hacen por sus representados, por los municipios y localidades que los eligen.

 Empezar con guerras sucias no fomenta la participación ciudadana. Debemos de considerar que así como las autoridades electorales se han ido consolidando, fortaleciéndose con las reformas que han tenido, la sociedad ha madurado, creciendo su interés por los asuntos públicos.

 Hoy en día se habla y debate abiertamente sobre partidos y candidatos, lo que ha permitido la pluralidad política que conforma los diferentes niveles de gobierno y los órganos de representación popular.

 Trabajar en lo contrario, hace que se vea a las campañas electorales como pugna cupular por el poder, en donde los electores no importan o son tratados como menores de edad. Estamos en una sociedad informada y politizada, activa, como lo demuestra la intensa actividad en redes sociales, por lo que manipular información que ya ha sido ampliamente difundida en medios de comunicación es despreciar a la colectividad.

 Atrás quedó el mito de la memoria corta y los distractores sociales. Los años recientes los escándalos políticos se han multiplicado y en consecuencia todos los partidos políticos han asumido costos por las acciones erróneas de algunos de sus militantes. Considerando que en la memoria colectiva está presente este tipo de actos, presentarlos en espacios que deben de ser para promoción del voto y difusión de propuestas es un verdadero desperdicio, y sólo sirven para que se vaya ampliando la brecha entre los ciudadanos sin militancia partidista y los gobernantes.

 Esperemos que este inicio accidentado de campaña sea rectificado y pasemos a escuchar propuestas, a conocer los beneficios que tienen considerado trabajar para la zona conurbada del sur de Tamaulipas nuestros próximos diputados, porque eso es lo que demanda la sociedad, no estar viendo acusaciones y guerras de lodo y odio, que sólo enconan a la población, ¿no cree usted?