Peor para la verdad

Y ahora los spots

El proceso electoral, ya en marcha en los nueve estados donde se elegirá gobernador, será el que cuente con mayor difusión de los últimos años.

Desde el año pasado, las autoridades electorales han contado con importantes espacios de difusión para que todos los ciudadanos conozcan la importancia del proceso.

Ahora, a partir del próximo domingo 5 de abril y hasta el 3 de junio se transmitirán 12.5 millones de anuncios en radio y televisión, período en el que se desarrollaran las campañas de los candidatos a diputados federales, toda vez que en la jornada del 7 de junio se renovará la Cámara de Diputados.

Es importante mencionar que los anuncios mencionados serán transmitidos en tiempos oficiales del Estado que administra el Instituto Nacional Electoral (INE), por lo que es obligación de los concesionarios transmitir su contenido y las pautas estipuladas. 

Hasta ahora, se han transmitido en el periodo de intercampaña 5.5 millones de spots, mientras que en precampañas fueron 6.1 millones de spots.

Del total de spots, 5.4 millones corresponderán al Partido Revolucionario Institucional (PRI); 4.6 a Acción Nacional (PAN); 3.6 al Partido de la Revolución Democrática (PRD); 1.9 al Verde Ecologista (PVEM); 1.7 al Partido del Trabajo; 1.6 a Nueva Alianza y Movimiento Ciudadano; a cada uno de los tres partidos de reciente creación, Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido Humanista y Partido Encuentro Social, tendrán derecho a un millón 78 mil 632 spots.

Si bien mucho se ha debatido en algunos medios sobre la cantidad se spots que estamos viendo por todos lados, también no podemos dejar de señalar que el mejor canal para dar a conocer las propuestas de los partidos que estarán representados en la Cámara de Diputados es justamente la difusión amplia.

Ahora ningún partido podrá argumentar inequidad, porque la reforma electoral que se aprobó y de donde emanó la creación del INE y las reglas bajo las cuales se están desarrollando las campañas, fueron aprobadas por todos los partidos.

Ahora el reto es que los contenidos sean de propuestas y no de descalificaciones, porque si los espacios son utilizados para atacarse, se perderá una gran oportunidad para que los electores vean a los partidos como instituciones comprometidas con la sociedad, ¿no cree usted?