Peor para la verdad

Terror en Túnez

Nuevamente el terrorismo. Otra vez inocentes que mueren. Ahora, en el Museo Nacional de Bardo, en Túnez, el grupo terrorista Estado Islámico (EI) realizó un ataque terrorista en el que fallecieron 23 personas, 20 turistas de diversas nacionalidades y 3 tunecinos.

Momentos de tensión y terror se vivieron en Túnez, donde alrededor de 300 personas fueron sometidas como rehenes por los terroristas que armados con rifles “kalashnikov” y explosivos, ingresaron al museo abriendo fuego.

 El ataque fue en principio al Parlamento de Túnez, situado junto al museo, donde los asaltantes vestidos de uniformes militares ingresaron pero al ser repelidos por los elementos de seguridad se refugiaron en el museo del Bardo, que en ese momento contaba con una importante afluencia de visitantes.

 En una grabación difundida el día de ayer, con la que el Estado Islámico reivindicó el ataque, señalaron que sembraron “el terror en el corazón de los infieles”. Hay que recordar que el EI ha venido aumentando sus manifestaciones de violencia. De videos de ejecuciones ahora está pasando a amenazas directas, en este caso advirtiendo a Túnez de más ataques.

 Los turistas que lamentablemente perdieron la vida en este nuevo episodio de terror, son de España, Polonia, Japón, Francia, Colombia, Reino Unido y Bélgica, países ahora donde ahora sufren del dolor de este tipo de ataques.

 En el caso de los mexicanos que ahí se encontraban, afortunadamente ninguno sufrió ninguna lesión. Mi amigo Jorge Manzur, quien se encontraba de vacaciones con su familia, en entrevista radiofónica narró el desconcierto y temor que vivieron ante el inesperado ataque de los terroristas, así como la desesperación de no encontrar a su familia, hasta que la contacto vía celular.

 Las autoridades consulares de nuestro país actuaron de inmediato y nuestros paisanos tomaron nuevamente el crucero en el que estaban de vacaciones, por lo que pronto estarán en Tampico.

 Esta ola de terror que grupos extremistas han venido impulsando, pone nuevamente a la comunidad internacional en alerta permanente, como la que se vivió después de los atentados del 11S.

 Resulta lamentable que incluso en zonas turísticas se presenten estas situaciones, pero es también una llamada de alerta para reforzar las medidas de seguridad, porque los grupos terroristas están aprovechando que se han relajado algunos protocolos de seguridad.

 La intolerancia que ha caracterizado a los grupos extremistas esta costando cada vez más vidas. Los gobiernos de las principales potencias deben de asumir esta situación en sus próximas reuniones, porque más allá de las diferencias que existen en el concierto de las naciones, se deben de poner de acuerdo para enfrentar a los grupos terroristas, que no distinguen de nacionalidades con tal de lograr sus objetivos, como lo demostró este reciente ataque, ¿no cree usted?