Peor para la verdad

Segunda vuelta electoral


El próximo domingo 7 de mayo se realizará la segunda vuelta electoral en Francia, donde contenderán el centrista Emmanuel Macron y la ultra derechista Marine Le Pen, quienes protagonizaron un duro debate en donde se evidenciaron aún más sus visones antagónicas en temas como economía, lucha antiterrorista e integración europea.

Macrón, un exbanquero con poca experiencia política maneja un mensaje europeísta y liberal, en contrastes con Le Pen, que se ha pronunciado por la salida de país galo de la Unión Europea. En la recta final de la elección presidencial francesa, se enfrentan cara a cara los partidarios de la globalización y el libre mercado contra los defensores del nacionalismo a ultranza y la ruptura con el mercado europeo.

El contexto internacional en que se da esta contienda local es un factor más que influirá en la decisión de los franceses al votar. En la parte continental, están viendo como el Reino Unido avanza en su separación de la Comunidad Europea, y en América, Donald Trump mantiene su amenaza de terminar con el Tratado de Libre Comercio con México y Canadá. 

Como resultado del debate televisivo, una encuesta señala que el 63 por ciento de los televidentes vieron más convincente a Macrón y un 34 por ciento a Le Pen. Con estas cifras, se confirma la tendencia que desde el 23 de abril, durante la primera ronda electoral, perfiló al ex ministro de Economía como el favorito para ocupar el Palacio del Elíseo.

Han sido duros días de descalificaciones fuertes, en los que Emmanuel Macron sigue liderando cómodamente los sondeos, con alrededor del 60 por ciento de la intención de voto, a pesar de haber perdido algunos puntos. El centro de la contienda se ha dado en tratar de convencer a los indecisos, que rondan el 20%, así como convencer a los abstencionistas, que se calculan en un 30%, un 10% más que en las elecciones del 2012.

Lo que será muy interesante observar, es como,  independientemente de quien gané la elección, la sociedad francesa logra la reconciliación social después de una división tan marcada, en los resultados electorales, entre los sectores más duros del conservadurismo y los promotores del libre mercado y el liberalismo, ¿no cree Usted?