Peor para la verdad

Payasos de la política

En los Estados Unidos ya iniciaron las precampañas de los aspirantes a la candidatura presidencial por los partidos Demócrata y Republicano. Personajes como Hillary Clinton y Jeb Bush se encuentran en plena promoción. Es en este escenario es en el que aparece esta semana el magnate inmobiliario Donald Trump, quien busca ser postulado por el Partido Republicano.

 Desafortunadamente, fiel a su estilo protagónico e hilarante, Donald Trump anunció sus aspiraciones políticas con un polémico discurso, donde al hacer referencia a México, dijo que “México no es nuestro amigo” y señaló sobre los migrantes mexicanos que no son los mejores, que es gente con problemas que “están trayendo drogas, el crimen, a los violadores”. 

 Por si lo anterior no fuera suficiente, dijo que construiría un gran muro en la frontera entre México y los Estados Unidos, y que haría que México lo pagara.

 Resulta sumamente lamentable que una persona que aspira a gobernar su país, utilice un discurso xenofóbico con la intención de atraer simpatizantes para su candidatura. Este tipo de posiciones desgarradoras de nacionalismos sin sustento son un verdadero peligro, porque generan un encono social que genera más violencia. Tomemos en cuenta que en los últimos meses ha habido protestas sociales por los excesos de autoridad por parte de elementos de la policía tanto contra latinos como afroamericanos.

 Además, este tipo de discurso lastima la relación bilateral de ambos países, que no sólo comparten más de tres mil kilómetros de frontera, sino una intensa actividad comercial y política. El señor Trump sólo evidencia su ignorancia con relación a la historia en común entre ambas naciones.

 Es importante señalar que además intenta realizar un falso debate en el que quiere hacer responsable a México de problemas que en la realidad tienen su origen en la sociedad norteamericana, como lo es el trafico de drogas que tiene en los Estados Unidos un inmenso mercado; o el origen de las armas que de manera ilegal se venden en México, provenientes justamente de EU.

 Lo importante es que este tipo de irrupciones mediáticas, que seguramente serán capitalizadas por el señor Trump para alguno de sus programas de televisión, no permeen en las propuestas de quienes si contenderán por la Presidencia de los Estados Unidos, porque en un mundo en donde el libre comercio y la globalización lo que hace es acercar a las naciones, nada sería más desafortunado que cerrar fronteras con muros.

 La respuesta oportuna y contundente tanto del Secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong como de la cancillería deben de servir de antecedente para que otros aspirantes a la Casa Blanca aborden de un modo inteligente lo relativo a la relación con México.

 Quienes van a contender por la Presidencia de los Estados Unidos deben de tener claro que las minorías, y en especial los migrantes, ya son un factor determinante en las elecciones. Irse contra ellos puede ser casi un suicidio político, a no ser, insistimos, que vaya a ser un tema más en los programas televisivos de este magnate que ha demostrado siempre no importarle otra cosa que incrementar su fortuna, ¿no cree usted?.