Peor para la verdad

Corrupción global

Es la mayor filtración de documentos que ha habido en la historia. La noticia ocupo los titulares de los principales diarios de todo el mundo. Los archivos internos del despacho Mossack Fonseca fueron dados a conocer a nivel mundial, demostrando quienes y como han guardado sus fortunas en paraísos fiscales. Es, en número de documentos, 46 veces mayor que Wikileaks.

Políticos, deportistas, líderes de diversos sectores, empresarios y hasta narcotraficantes fueron puestos en la mira de la opinión pública mundial. Los #PanamaPapers, como se conoce a este escándalo, desnudaron un entramado de alto nivel para lavar dinero y guardar inmensas fortunas que evadieron el pago de impuestos en sus países de origen.

Además del impacto que esto significa, es un insulto para los millones de personas que se encuentran en situación de pobreza. La realidad social en la mayoría de los países es que la brecha entre los sectores mas pobres de la población y los más acaudalados es cada vez mayor, y con este tipo de acciones la reflexión es que seguramente es aún más grande que la registrada en las mediciones oficiales.

Por eso, es de vital importancia insistir en la necesidad de terminar con la impunidad, que ha permitido que algunos personajes evadan la ley y terminen enviado carretadas de dinero a paraísos fiscales, sin que sepamos el origen de estos recursos.

Una de las principales demandas ciudadanas es que los gobernantes rindan un verdadero ejercicio de rendición de cuentas, transparenten sus declaraciones patrimoniales y expongan eventuales conflictos de interés.

Solo así, con una sociedad que tenga la certidumbre de que los recursos públicos están siendo bien aplicados, será como la clase política poco a poco irá recuperando la confianza de sus votantes. Ese es el gran tema  que el próximo gobernador de Tamaulipas deberá de abordar, sin evasivas y de un modo real, ¿no cree usted?