Peor para la verdad

Cataluña, las tentaciones separatistas

Las pasadas elecciones en Cataluña, España se convirtieron en una pugna entre los partidarios de la separación de esta provincia del Estado español y los conservadores.

Los resultados demostraron que la mayoría quiere una España unida, bajo el entendido de que la separación podría significar más ventajas que desventajas en el esquema de la comunidad europea. Fue el 47,9% de los votos los que obtuvieron los separatistas, un resultado cerrado que ha servido para que el nacionalismo catalán que expresan les sirva de bandera para insistir en que deben de dejar de formar parte de España.

No es la única región en Europa que ha tenido expresiones de este tipo. Hace unos meses en Escocia el resultado del referéndum para la separación del Reino Unido demostró que no hay opinión favorable para el separatismo, al igual que en Quebec, Canadá,donde hubo un ejercicio similar con el mismo resultado.

En el caso de Cataluña, los independentistas han tratado de mostrar los resultados cómo si fuera un referéndum, ignorando que el 52% quiere mantenerse en España.

Lo que no es cierto es que Cataluña estaría mejor sola que formando parte de España, especialmente por la pertenencia a la Unión Europea, que ya se enfrenta a grandes desafíos, como la relación con el Banco Central Europeo, puesto que no queda claro si podría seguir financiando a los bancos catalanes.

Queda claro que el mandato popular no se pronunció a favor de que se cree una nueva nación, por lo que España tiene ante sí el gran reto de superar este capítulo y evitar que la confrontación a la que quieren llevar los separatistas a Cataluña con el resto de España no lleve a una separación con consecuencias mayores.

Recordemos que los nacionalismos han generado conflictos como en los balcanes.

España tiene la gran ventaja de que su Constitución señala que el Estado es indisoluble, por lo que la salida es la concordia y la reconciliación.

Este ejemplo debe de servirnos para entender que las naciones están conformadas por diferentes tipos de regiones, pero al final esa conjunción es lo que hace grande a una Nación, como la nuestra, ¿no cree usted?