Crónicas urbanas

Delincuencia en tiempo real

El robo a transporte de carga generó el surgimiento de asociaciones de seguridad para compensar la "ineficacia" de las autoridades. En los alrededores del DF se reportan hasta 10 atracos diarios y las  pérdidas rondan 30 mil mdp

La delincuencia dedicada al robo a transporte de carga, en aumento, opera en entidades que forman el llamado Escudo Centro, incluido el Distrito Federal, y otras más hacia el norte y sureste del país, donde ha crecido esa actividad delictiva, a la par con el número de corporativos que ofrecen seguridad, algunos de éstos con sistemas de rastreo y localización, así como una abultada nómina de agentes.

La Asociación Mexicana de Seguridad Privada, Rastreo, Inteligencia Aplicada, asociación civil, que surgió ante la incapacidad de la policía para ofrecer vasta seguridad, asegura su presidente, Alberto Rivera, está integrada por 70 compañías, 40 centros de monitoreo satelital y un ejército de 25 mil hombres motorizados.

El alza de 38 por ciento en el robo a transporte con mercancía en 2013, evalúa, “se debió al aumento del parque vehicular, vanguardia tecnológica de los delincuentes y falta de acciones eficaces por parte de seguridad pública”.

—¿Y la autoridad?

—Empezamos a colaborar con la autoridad porque no tiene la capacidad de cubrir todas las necesidades del ciudadano. Hay grandes lagunas para cubrir toda la expectativa de la seguridad en México; por consiguiente, la seguridad privada tiene un crecimiento muy amplio en diferentes ámbitos.

—Porque ha crecido el robo.

—En lo que va de 2014 ha crecido 25 por ciento el robo a transportes de mercancía en tránsito.

Desde uno de los 40 centros de monitoreo satelital, en la colonia Del Valle, donde hay monitores y pantallas que muestran puntos y zonas de desplazamiento de camiones de carga en tiempo real, Rivera asegura que también en carreteras de Querétaro, Jalisco, Nuevo León, Michoacán y Veracruz prolifera ese delito, que durante los últimos tres años afectó a 3 millones de automotores pesados.

En el Distrito Federal, mientras tanto, los atracadores operan en franjas y horarios concretos.

—¿Cuáles son las zonas más inseguras para el transporte de mercancía en el DF?

—En la delegación Gustavo A. Madero, todo lo que colinda con Ecatepec, es la parte más delicada; por supuesto,  en Iztapalapa, a la salida del DF, que colinda con el Estado de México. A partir de las nueve de la noche es cuando hay mayor delincuencia y robo al transporte.

—¿Qué tipo de mercancía roban?

—Se está viendo la incidencia en el robo de aparatos electrónicos, abarrotes, teléfonos celulares y algo de acero; alrededor de 10 atracos diarios. Lo que estamos haciendo es aportar tecnología a las autoridades para reportar en tiempo real este tipo de incidencias; estamos hablando de 32 segundos…

—¿Hay una colaboración mutua con la autoridad?

—Nosotros colaboramos porque tenemos la información de primera mano, además de la tecnología; hemos invertido demasiado y por eso es que les estamos llevando esa información a su escritorio.

La incidencia en el robo de transporte de carga en el Distrito Federal, dice Rivera, es menor que en el Estado de México, con el primer lugar; le siguen, añade, los estados de Puebla, Veracruz, Michoacán y Querétaro.

—¿Qué han detectado en el Estado de México?

—Hasta bodegas de funcionarios públicos en algunos municipios como Tecámac —dice sorprendido—. Hay robos en Chalco, Ixtapaluca, Naucalpan, Ecatepec, Coacalco, Tultitán… Ahí hasta con la vista te roban.

—Ustedes hablan de 3 millones de vehículos que han sido afectados…

—Estamos hablando solamente de carga. Este tipo de vehículos los está usando la misma delincuencia para robarse otras cajas o para  venderlas o simplemente desaparecer la mercancía.

El nuevo reto que ahora enfrentan, dice Rivera, es que la delincuencia ya utiliza tecnología de punta, por lo que tuvieron que diseñar un mapa virtual que identifica las rutas y los tramos donde más golpean.

—¿Cuáles son esas zonas?

—Estamos hablando del tramo carretero de Tepotzotlán, hasta el kilómetro 118, hacia Querétaro; de la parte de Guanajuato, la que colinda con Michoacán; la otra, más delicada, de La Barca hacia Jalisco, en la frontera,  donde se está llevando a cabo un gran número de eventos; además, hoy la delincuencia organizada también está equipada, informada; está operando en grupos de 6 a 12 personas en diferentes tipos de unidades; cuentan con los jammers o los que bloquean la señal de los sistemas de rastreo; y eso, de alguna manera, les permite ganar algo de tiempo. Nosotros, por supuesto, estamos a la vanguardia y en coordinación con la autoridad.

—¿Y qué hacen cuando ustedes detectan un robo?

—Nos llega una alerta y verificamos que está un robo en proceso; realizamos un protocolo y lo filtramos. Todo eso no nos va a llevar más de 5 minutos para poder identificarlo, y a partir de ahí se detona un operativo en coordinación con la autoridad, pues generamos una alerta; llega a la policía con las características y la fotografía de la unidad que está siendo afectada…

—¿Cuántos delincuentes han apresado?

—De 2013 a lo que va de 2014 se llevan detenidas más de 100 personas a partir de cada evento; se detecta una bodega y se hacen las detenciones; en algún operativo, la policía ha llegado a detener hasta 16 personas. Los transportes cuentan hoy con tecnología básica: un botón de pánico que filtramos en un centro de monitoreo y verificamos que se esté llevando a cabo ese delito…

—Ustedes tienen mucho personal…

—Sí, personal de supervisión, pero tenemos que ir de la mano de la autoridad porque es el brazo de la ley y tiene que estar presente. Lo que nosotros estamos haciendo como empresarios, con esta información, es hacer el push para lograr que cumplan con este tipo de funciones.

—Se vende mucha mercancía robada en la Ciudad de México…

—Sí, como en los mercados sobre ruedas y otros donde en plena madrugada se comercializan muchos productos. Hay medicinas, que es lo más complicado, porque están hasta pirateando ese producto.

Tanto ha sido el auge de una serie de delitos que combaten, entre estos el robo a transporte de carga, comenta Alberto Rivera, que se unieron para formar la Agrupación de Seguridad por un México Estable.