Así las cosas...

¿Qué vamos a hacer?

La reacción al gasolinazo en todo el país fue brutal y en casos, creo, hasta desproporcionada. El robo y los saqueos no tienen sentido, solo se puede calificar como delito. El presidente Enrique Peña Nieto, en varios mensajes, abordó el tema, explicó las causas que, en concreto, ya no era posible tener subsidiada la gasolina porque representaría un boquete al erario de 200 mil millones de pesos, que ponía en riesgo los planes del gobierno.

La famosa pregunta que hizo el jefe del Ejecutivo en uno de esos mensajes muy criticada "¿Qué hubieras hecho tú?". Hoy, estimado lector, eso no tiene relevancia, hoy la pregunta es ¿Qué vamos hacer? Y es la respuesta que esperamos.

En principio, el gobierno concertó un acuerdo tripartita titulado "Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección Familiar" que fue vapuleado y cuestionado severa e injustamente. La Coparmex, el sindicato de patrones no lo firmó por considerarlo un plan improvisado, incompleto e insuficiente. En un comunicado se quejó incluso de que el gobierno federal propuso el plan el viernes para firmarlo en Los Pinos, pero que el texto final fue entregado solo dos horas antes de ser suscrito.

Por otra, la CONAGO, que 21 gobernadores estaban reunidos con el secretario de Hacienda, Antonio Meade, tampoco firmó el documento y varios se quejaron que no fueron informados. Recriminó la exclusión de los mandatarios en el acuerdo. "El Gobierno debe tomarnos en cuenta porque somos parte de la gobernabilidad del país", dijo el presidente de la organización y gobernador de Morelos, Graco Ramírez. Javier Corral, de Chihuahua, calificó el acuerdo de "anodino" por carecer de compromisos concretos.

Al final, la Coparmex propone al gobierno y a la sociedad un acuerdo en tres ejes con 17 acciones concretas, como eliminar programas sociales duplicados, modificar a la baja el Impuesto sobre Productos y Servicios (IEPS) y devolver la deducibilidad al 100 en las prestaciones laborales. Otros sectores oficiales deberán contribuir, como el INE, que regresará más de mil millones de pesos al erario, destinados a la construcción de un nuevo edificio. Queremos ver acciones similares de los poderes judicial y legislativo y partidos políticos.

El próximo 26 de enero sabremos quién será el candidato del PRI al gobierno del estado. En la recta final habrá una negociación fuerte entre Los Pinos y casa de gobierno, va ganando Los Pinos.

Así las Cosas, hasta pronto.