Así las cosas...

Los retos

Aunque este año no es electoral, solo se efectuarán elecciones locales para elegir congresos locales y algunas presidencias municipales; el recién creado INE, Instituto Nacional Electoral todavía no está listo para laborar.

Los 11 titulares que lo comprenden no han sido elegidos y al parecer en el poder Legislativo no existe mucho interés en hacerlo, dado que la reforma político-electoral aprobada por el Congreso federal, tardó mucho en ser turnada a congresos locales para lograr su aprobación y fue hasta hace dos días que fue aprobada en 18 entidades.

El IFE sigue funcionando con cuatro de los nueve consejeros, pero con una vida política y constitucional digamos que desahuciada, ya que en el momento que la reforma político-electoral sea declarada constitucional en ese momento es en automático que el IFE desaparece.

El próximo año será un año altamente electoral, se renovarán congresos locales, cámara de diputados federal, presidencias municipales y algunas gubernaturas, entre ellas las de Nuevo León y Querétaro.

Es un año importante, por lo cual sería bueno que a esta altura ya tuviéramos una autoridad bien establecida, elegida y trabajando en la planeación de las próximas elecciones. Esto no existe. En este tema verá usted tortuguismo.

Y ya que hablamos de elecciones de autoridades y partidos, resulta que el presupuesto para los partidos políticos para este 2014 aumentó 6 por ciento y se repartirán nada menos que 3 mil 925 millones de pesos para sus actividades. Este dinero nadie se los revisa. Es libre.

Siempre he pensado, estimado lector, que la democracia en nuestro país nos sale muy cara a los ciudadanos porque este dinero es de nuestros impuestos.

Además la reforma político-electoral abre la puerta para la reelección de senadores y diputados a partir de 2018 y establece como causa de nulidad de una elección rebasar en 5 por ciento el tope de gastos en campaña.

No todos los partidos políticos son rémoras, porque tenemos que aceptar que existen algunos que sí han hecho algo por los ciudadanos. Pero, por ejemplo, el PT gastará este año 301 millones de pesos; el Verde Ecologista y Movimiento Ciudadano 284; el PANAL 286 millones. ¿No creé usted que es demasiado?

Y hablando de gastos, qué le parecen las campañas de promoción personal de varios políticos y que los vemos en medios de comunicación de todo tipo insistentemente. Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla; Manuel Velasco, gobernador de Chiapas; José Calzada de Querétaro; Rodrigo Medina de Nuevo León; Aristóteles Sandoval de Jalisco; Ricardo Anaya, diputado panista de Querétaro que suspira por su tierra.

Así las Cosas, hasta pronto.