Así las cosas...

Sin pluris se vive mejor

La propuesta del Partido Revolucionario Institucional de salir a consultar la eliminación de 100 diputados y 32 senadores de representación proporcional, es decir, plurinominales, seguramente tendrá una respuesta afirmativa apabullante. Todos dirán que sí están de acuerdo en desaparecer a estas representaciones legislativas.

La razón es sencilla, la imagen de los legisladores, históricamente, no es buena y nunca ha sido y habrá muchas razones para ello, justas e injustas, pero le aseguro que muchos políticos han y siguen abonando para que la sociedad no los quiera. Hay de todo, como en la tlapalería de don Chon.

Pero el caso de la desaparición de los plurinominales no es solo por gasto y presupuesto de más de mil millones de pesos. Va más allá y, sobre todo, en estos momentos políticos que se avecinan las elecciones intermedias, con el ingrediente nuevo de contar con tres partidos políticos más, en total diez.

El espíritu inicial de la reforma electoral hecha en los años setentas fue contar con la representación de partidos pequeños que no alcanzaban con sus votos, ganar las elecciones en las cámaras; sin embargo, contaban con un buen número de seguidores y que ello les permitía contar con legisladores, y se lograba una representación equilibrada y más democrática en aras de un equilibrio sensato de las fuerzas políticas. Es decir, que el piso estuviera más parejo para todos y que los grandes no arrasaran con sus decisiones legislativas.

Con el tiempo estas representaciones fueron tomando fuerza dentro de los partidos, a tal grado que se les conoció como los legisladores de partido, que bajo esta figura han hecho carrera legislativa y política infinidad de políticos de renombre.

La propuesta tiene dos lecturas, ambas electorales y es granjearse simpatías populares y la segunda es si llega a concretar es asegurar el control del partido mayoritario sobre el proceso legislativo. Es sabido que en nuestra democracia una de las instituciones peor calificadas por la población es el Poder Legislativo porque que hay un exceso de legisladores que trabajan poco y cobran mucho.

La propuesta del PRI es incluir en las elecciones intermedias de 2015 es hacer la consulta sobre eliminar 100 diputados y 32 senadores. La respuesta se la doy ahorita, y es SÍ. Al tiempo.

El PRD está en el pandero por la elección interna para nuevo presidente nacional en donde Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano ya levantó la mano apoyado por el Chucho enojado, o sea Miguel Barbosa y la posibilidad de que este partido pueda presidir la cámara de diputados y la cámara de senadores al mismo tiempo, hecho nunca visto y menos con la izquierda mexicana. Quien tiene el asunto en sus manos es el PRI, esto lo sabremos el domingo a más tardar.

Así las cosas, hasta pronto.