Así las cosas...

La nueva urgencia

Sin duda, la nueva prioridad nacional es el estado de Tamaulipas. Los hechos nos lo dicen así. El gobierno federal ha metido la mano y ha tomado el control de la seguridad, en principio, como lo hizo en Michoacán.

Y es clara la urgencia y prioridad, porque cuatro secretarios de Estado y el procurador general de la república, Jesús Murillo Karam, se trasladaron a Reynosa, una de las ciudades más golpeadas por el crimen organizado, para hacer el anuncio que la seguridad de Tamaulipas queda bajo el control del gobierno federal.

El titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, como cabeza responsable de la seguridad nacional dio a conocer la decisión del gobierno de la república. Acompañado de los titulares de las secretarías de la Defensa Nacional y de la Marina, así como del procurador general, la plana mayor en materia de seguridad.

Miguel Ángel Osorio Chong explicó que la estrategia federal se iniciará de inmediato con patrullajes las 24 horas al día y que la entidad fue dividida en cuatro regiones, en donde la seguridad estará a cargo del Ejército, Marina y policía federal.

Los objetivos, además de poner en paz al estado, es sellar rutas del tráfico de drogas, armas y personas; redoblar la vigilancia en carreteras, puertos y terminales aéreas y, por supuesto, desarticular a la delincuencia.

A este evento asistieron cuatro gobernadores. Egidio Torre Cantú de Tamaulipas, el anfitrión y desplazado de sus funciones -cuando menos de seguridad-, y sus vecinos, el del estado de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz; el de San Luis Potosí, Fernando Toranzo Fernández; y el de Coahuila Rubén Moreira Valdez, quienes seguramente tomaron nota y se tendrán que poner a trabajar a marchas forzadas porque, seguramente, habrá un efecto "cucaracha" como lo hubo en el caso de Michoacán a los estados vecinos, donde el principal afectado fue el Estado de México.

El mensaje del gobierno federal es claro y contundente, y suficiente para que los mandatarios estatales asistentes hayan tomado nota del asunto. Algo así como: te digo Juan para que entiendas Pedro.

Los habitantes de Tamaulipas por fin fueron auxiliados, después de manifestaciones multitudinarias, todo tipo denuncias, de que la autoridad local no pudo responder, por la simple razón de que fueron rebasados por los delincuentes.

Así las cosas, hasta pronto.