Así las cosas...

21 meses

La infraestructura es lo que predominó en el Segundo Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. El anuncio de un nuevo aeropuerto para la ciudad de México, la ampliación de 4 líneas del Metro, 24 proyectos ferroviarios, dos para conectar a la capital con Toluca y Querétaro y 46 proyectos de autopistas, es la base del programa de infraestructura anunciado por el jefe del Ejecutivo. Nos pidió cambiar de mentalidad y actitud.

El programa de infraestructura ronda los 7.82 billones de pesos (unos 600 mil millones de dólares) y representa eje principal para la reactivación económica del país, en el corto plazo, permitiendo generar miles de nuevos empleos y lograr un crecimiento anual de entre 4% y 5% para el periodo 2016-2018.

Anunció la transformación del programa Oportunidades con el objetivo de salir del círculo vicioso de la pobreza y crea Prospera. Después de 17 años de este programa con diferentes nombres, Solidaridad, Progresa, Oportunidades, reconoció que el combate a la marginación no se ha erradicado.

Los comentarios son variados y, como en botica, hay de todo. Se acusa de ser un informe triunfalista lleno de números y cifras. En una hora con 31 minutos el Presidente resumió lo logrado en 21 meses de su gobierno. Es necesario estimado lector que sepamos cómo vamos y qué hemos logrado, qué nos falta y hacia dónde vamos.

Se ha criticado mucho al gobierno del presiente Peña por el esfuerzo que se hace en información, difusión y publicidad. Que son demasiadas campañas y aparece mucho en televisión. Los tiempos son así. Los medios son para usarlos e informar a los ciudadanos, sobre lo que los gobernantes hacen, que es su obligación. La modernidad nos llegó y debemos de utilizarla.

Los escépticos siempre serán los mismos. Y el negro en el arroz. El asunto del Zócalo utilizado como estacionamiento, que indignó tanto a ciudadanos y colegas. Es verdad, no se ve nada bien haberlo utilizado como tal. Nuestro sagrado Zócalo en su haber ya tiene otra raya como los tigres. Recordemos que además de ser la plaza cívica de la capital del país, ha servido como campamento de protesta de la izquierda, de la derecha y hasta de un ex presidente saliente.

De campamento preferido de los maestros, también del perredismo de AMLO. Escenario de conciertos masivos, festejos patrios, exposiciones, muestras, exhibiciones deportivas, militares y, por supuesto, de concentraciones políticas de todos los partidos. Hoy un uso más, que no está bien como tampoco algunos de los mencionados, pero mejor deberíamos preocuparnos por otras cosas más importantes que este asunto, como el hambre y la pobreza. El campo, los empleos y nuestro futuro.

Lo cierto es que el informe cumplió su objetivo, que es informar, bien, mal o regular, dependiendo de cada quien. El Presidente de la Republica cumplió con su deber como lo marca la Constitución. Así las cosas, hasta pronto.