Así las cosas...

La invitación incómoda

El gobierno federal, en principio, atendió el asunto de los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional, como pocas veces se ha visto, siendo un asunto de tremenda delicadeza a 43 años de los acontecimientos del movimiento estudiantil de 1968.

Miguel Ángel Osorio Chong salió, dialogó y tuvo la paciencia y entereza para llamar a los estudiantes a una mesa de negociación y dejar fuera la posibilidad de otros caminos. El gobierno Federal mostró su interés en lo solicitado por los estudiantes que, lejos de cuestionar el pliego petitorio es plausible la actitud tomada, cosa que no pudo hacer o no supo hacer la autoridad del Instituto Politécnico Nacional.

Hoy viernes sabremos qué resultó de esta mesa de negociación que, seguramente, le aseguró la dimisión de la directora general del IPN Yoloxóchitl Bustamante...

Los diablos se soltaron en el Senado de la República con motivo de la invitación, y luego negación, para que asistiera el presidente de la República Enrique Peña Nieto al Foro del Federalismo que organizó y manejó la mesa directiva, en especial el perredista Barbosa. El enojo de los panistas es más que evidente.

Esto viene de meses. El amorío entre panistas y tricolor se empezó a desbaratar cuando el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, se enredó con el asunto de la minera México que en principio apoyó, tan es así, que sacó de la comisión tripartita para analizar en asunto del derrame en el río Sonora y a los representantes del gobierno federal que tenían obligación de participar y luego se complicó más con el asunto de la presa en su rancho.

Ahí empezó el enojo de los panistas porque consideraron que el gobierno federal estaba sobre el gobernador. No es personal pero las faltas son mayúsculas. El desastre ecológico en el río Sonora es uno de los más graves en la historia de nuestro país, la presa estaba irregular y acumulando el agua que debía correr a los municipios Yaquis.

Hoy en día la cosa esta todavía más fea por el asesinato del secretario panista guerrerense Braulio Zaragoza. Por todo ello, los panistas decidieron no asistir al foro de federalismo, pero no contaron con que el presidente Enrique Peña Nieto se adelantó y prefirió mejor mandar a su secretario de Gobernación.

Y ya que estamos con los panistas, le comento que se han desatado las luchas internas y todavía no inicia el calendario electoral. El dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, solicitó licencia para dejar el cargo y buscar una diputación plurinominal en las elecciones del próximo año, en tanto que Margarita Zavala, esposa de Felipe Calderón, anuncia que también buscará una curul, lo que la coloca como potencial líder de la bancada, claro sí es que el señor Madero se deja. La lucha de Calderonistas con Maderistas ha iniciado nuevamente.

Así las cosas, hasta pronto.