Así las cosas...

La fuga, un asunto de corrupción…

Con la fuga de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", cambiaron las cosas radicalmente en materia política y de seguridad nacional. Los ciudadanos nos quedamos asombrados con lo que leímos y escuchamos en los medios de comunicación sobre la fuga.

El titular de la Secretaría de Gobernación federal, Miguel ÁngelOsorio Chong, dio la cara y visiblemente enojado mas no descompuesto, enfrentó la guerra de preguntas de los representantes de los medios de comunicación y, si bien no quedaron satisfechos del todo, lo rescatable fue la decisión con que el responsable de la seguridad nacional afrontó el momento.

Es más que claro que el presidente Enrique Peña Nieto tendrá que tomar decisiones muy importantes y necesarias ya. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, cesó de inmediato a tres funcionarios que directamente están ligados porque son los principales responsables del sistema carcelario del país. La pregunta es quiénes más de alto rango deben de ser sancionado porque esto no se queda en ese punto. Debe de haber muchos más.

El secretario de Gobernación dejó claro que no renunciará porque advirtió que "no habrá descanso" para este delincuente. Los momentos de crisis, dijo, "no son para renunciar, son para enfrentarlos. Ha sucedido un evento muy delicado que se debe investigar y sancionar para recapturar a Guzmán". Caerán todos los implicados.

Está en lo correcto, pero el daño al país está hecho. La corrupción nuevamente hizo estragos en nuestra imagen y nuestra administración. Este es el punto que se debe salvar. La decisión la tiene el señor Presiente de La República. Este es un asunto más de corrupción que de ineficiencia que, por supuesto, también está presente.

Todo ello muestra un escenario político más complicado que el que teníamos después de las elecciones. Las cuestiones de seguridad es un tema que los ciudadanos tomamos muy en serio pero sin duda la parte económica es primero.

Esto haría pensar en que el secretario Osorio Chong bajaría sus bonos en la carrera política. Sinceramente creo que esta es la oportunidad de mostrar como en un principio lo hizo, de qué madera está hecho. Es necesario que el secretario mueva sus piezas bien en el tablero de la seguridad nacional y enmiende lo que tenga que hacer, corte cabezas y además logre la recaptura del fugado.

En este reacomodo necesario que seguramente hará el jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, en donde el tema de seguridad, es hoy por hoy la prioridad pero la política en general requiere de estos movimientos que se prevén...

En definitiva quien tiene que cambiar de aires es el "Piojo" Herrera; nos lo vendieron como el gran estratega y de eso ha mostrado poco. Así las Cosas, hasta pronto.