Así las cosas...

Las elecciones, resultados y…

Las elecciones que acaban de concluir catalogadas como las más sucias de la historia política de México, por el alto grado de ataques y lodo, dejaron un nuevo mapa político en nuestro país. En un hecho inédito el PRI perdió la mayoría del control del territorio nacional.

Estas elecciones que durante las campañas no llamaron mucho la atención a pesar de estar llenas de ataques, difamaciones, acusaciones y más, los ciudadanos se concretaron a responder en las urnas con una asistencia de más de 50 por ciento en los estados pero en la Ciudad de México fue todo lo contrario, hubo un abstencionismo muy alto. La asistencia a las urnas fue de cerca del 20 por ciento.

Tiene toda la razón el Presidente Enrique Peña Nieto cuando dice que en democracia se pierde y se gana y Manlio Fabio Beltrones cuando dice que se debe entender el mensaje de los ciudadanos. Manlio dijo que su partido (el PRI) asume "con responsabilidad" el mensaje que ha dado la ciudadanía al partido y a sus gobiernos, por lo que habrá "cosas que reflexionar y cambiar" para reconectarse con los ciudadanos. Perdieron seis estados que gobernaban Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz.

Lo cierto, estimado lector, es que los resultados también tuvieron que ver con la actuación de los gobiernos y los gobernadores que eran sometidos al escrutinio de los ciudadanos. Es así como los gobiernos priistas en Veracruz, Quintana Roo, Chihuahua, los peor valuados, acusados de alta corrupción y los estados junto con Nuevo León, que contrajeron más deuda, pues simplemente perdieron por un mal desempeño y son precisamente sus sucesores quienes utilizaron como promesa de campaña, que si ganaban los meterían a la cárcel, así que hoy existe un reclamo popular en ese sentido.

Por lo pronto, el líder nacional del PAN Ricardo Anaya se envalentonó y realizó una gira por medios electrónicos para decir sin recato que ganaran la presidencial en 2018. La euforia lo atrapo al joven dirigente. Margarita Zavala asegura que luego de estos resultados ella será la candidata del PAN a la presidencia de la república en el 2018 y ganará. El PAN no ganó solo, sin el PRD no lo hubiera logrado.

De acuerdo con los resultados de las elecciones del domingo, el PRI gobernará 46% de las entidades del país, mientras otros partidos tendrán el control del 54% restante. Gobernará 15 estados, el nivel más bajo desde hace décadas. Los resultados contradijeron todos los pronósticos que daban las encuestas que también fallaron.

El PRI esperaba 9 y los votantes le dieron 5. Seguramente en Los Pinos y en Insurgentes deben estar preocupados y pensando en qué van hacer para regresar PRI al lugar que estaba, con miras a las elecciones del año que entra, que incluye al Edomex, ojo.

En la prensa extranjera analistas y medios de comunicación en EU, principalmente, aseguran que la impunidad ante los escándalos de corrupción de funcionarios golpeó al PRI en las elecciones. Así las Cosas, hasta pronto.