Así las cosas...

Las campañas…

Las cifras no engañan. Las encuestas, si bien es cierto no son absolutas, sí reflejan una tendencia que en muchas ocasiones resultan acertada. Casi siempre es así. Hasta el momento, en general las cifras dan adelante al PRI como favorito en las próximas elecciones con 32 por ciento de las preferencias; en segundo aparece el PAN con 26, seguido del PRD con 13 por ciento; el Verde Ecologista con 11 y Morena con 9 por ciento. Los demás son relleno y no figuran.

Ahora, en el caso de las elecciones de gobernadores, los números cambian. Por ejemplo, en Guerrero, que son los comicios más complicados, el tricolor ligeramente arriba con 19 por ciento, seguido del PRD y MC con 17 por ciento ambos. Pero en otro escenario en donde se den alianzas de la izquierda, ésta va arriba.

Los números cambiarán conforme se acerque la fecha. Repito no son definitivas pero sí significativas.

En el tema de Marcelo Ebrard y la patada que le dieron "los Chuchos" al cerrarle la puerta a diputado plurinominal, ocasionará sin duda que deje el PRD. La cuestión es qué partido lo querrá con los antecedentes.

Marcelo Ebrard quiere ser diputado federal plurinominal, luego ser líder de la bancada a la que pertenezca para desde ahí construir su candidatura presidencial. ¿Qué partido quisiera un elemento así? Solo alguno de los nuevos o de la chiquillada que no tienen figuras políticas y que, dicho sea de paso, en una de esas, para fortuna de nuestra democracia y nuestra cartera, perderán el registro. A Ebrard se le complicó por completo.

Dicen que Morena lo recibe con los brazos abiertos y la pregunta es ¿que dirá el señor López? ¿Aceptará un competidor directo como Ebrard para su candidatura presidencial? La respuesta es no. El mesías de las tribus no permitirá ninguna sombra a su cuarto intento de llegar y, por su parte, Ebrard no creo que vuelva a hacer el papel de segundo de AMLO, como lo hizo dos veces.

En medio de las protestas de los partidos políticos para que los gobiernos no utilicen los programas sociales como propaganda electoral, se ha desatado una intensa campaña del partido verde sobre la entrega de medicinas a través de vales. La idea no es mala pensando en abastecer a derechohabientes, pero la logística todavía no convence.

Especialistas en el tema dicen que será muy difícil poder surtir eficientemente los medicamentos por la sencilla razón de que no hay el suficiente suministro, dado que la entregas de los distribuidores son a su vez muy lentas porque los pedidos fueron concentrados por la licitaciones consolidadas, lo que limita a que un solo proveedor, dos o los que resulten, son los que surten las farmacias del IMSS y no se dan abasto con los pedidos y por ello no hay las suficientes medicinas. Esto dará mucho de qué hablar, lo veremos, por lo pronto el verde sigue adelante con su campaña.

Así las cosas, hasta pronto.