Así las cosas...

Termina el año...

Al concluir el año son momentos que buscamos meditar y ver hacia atrás para revisar qué hicimos y sobre todo qué hicimos bien o mal.

En la política nacional habrá muchos que lo hacen pero creo que habrá más que no les interesa hacer este ejercicio.

En nuestro país vivimos un año muy intenso con sucesos que impactaron fuertemente a la opinión pública.

Las reformas hechas por el gobierno de Enrique Peña Nieto fueron lo más relevante durante este año. Entre ellas por supuesto las más polémicas que hasta la fecha siguen en la discusión cuando menos en las mesas de café. La energética y educativa, iniciativas que impactaron y siguen en la polémica.

Los hombres del presidente y el equipo cercano mucho tuvieron que ver. En el marco del Pacto por México el gobierno priista avanzó con su plan reformador. El presidente Peña Nieto sorprendió a la política cuando sacó adelante las reformas educativa y energética, en tiempo récord.

En esta empresa los responsables de las respectivas áreas entregaron buenas cuentas, pero sobre todo el responsable de la política nacional, el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, acompañado de tres políticos priistas que con su trabajo aportaron mucho. En las Cámaras, el senador Emilio Gamboa y el diputado Manlio Fabio Beltrones, así como el presidente actual del partido César Camacho Quiroz.

Los más importante fue el trabajo hecho con motivo de la reforma energética aprobada en el Congreso federal y luego aprobada en más de17 estados, en cuestión de 72 horas, suficiente para ser reforma constitucional.

Esto es responsabilidad de quienes tienen que ver con el trabajo político a nivel nacional. La secretaría de Gobernación y el partido del presidente, sin duda, entregaron buenas cuentas a su jefe.

Durante los últimos meses ha corrido por los pasillos del Poder el rumor de un ajuste al gabinete presidencial. Ha sido histórico que al terminar el primer año de gobierno se lleve a cabo un ajuste al equipo de trabajo. Le puedo asegurar estimado lector que estas áreas no se tocarán, porque sus titulares han hecho su trabajo y bien.

Sin embargo hemos visto que existen áreas que no han dado los mismos resultados. La de seguridad es una de ellas. Seguramente en esas posiciones tendremos noticias.

Quien va dar sorpresas en materia de su comunicación e imagen política será el jefe de gobierno del Distrito Federal quién está preocupado por el tema y será positivo. Así las Cosas, hasta pronto.