Así las cosas...

Proyecto del sexenio

Sin lugar a dudas, el proyecto del nuevo aeropuerto de la ciudad de México representa la obra más importante del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto, quien desde siempre ha buscado la infraestructura como parte angular de su administración.

Así lo hizo en el estado en donde dotó a sus ciudadanos de carreteras y se plantea algo similar para el país.

El Presidente anunció en su segundo informe la construcción del mega aeropuerto y, con ello, una serie de obras que tienen que ver con infraestructura de comunicaciones. 24 proyectos de ferrocarriles que casi no tenemos y que el tendido de a lo largo y ancho de nuestro territorio data de la época de Porfirio Díaz y poco se ha hecho al respecto. No tenemos un servicio de ferrocarril para pasajeros. Prácticamente desapareció hace años. El único que transporta pasajeros es el panorámico de la sierra de Chihuahua y el llamado "la Bestia" que transporta en su lomo a los indocumentados que vienen del sur en su paso para Estados Unidos.

El ex presidente Ernesto Zedillo desincorporó o vendió lo que era Ferrocarriles Nacionales y nos quedamos sin ese servicio. Prevaleció el de carga que mueve parte de mercancías pero no es suficiente y es viejo.

Hoy, Peña plantea la modernización de este servicio. Trenes de alta velocidad para pasajeros, entre ellos los del DF hacia Toluca y Querétaro y otro Cancún–Mérida y mejor servicio de transporte de mercancías que será reforzado con ampliaciones y modernización de las principales carreteras hacia puertos en los litorales y hacia el norte, donde está nuestro principal mercado. Son en total 46 proyectos de autopistas.

El programa de infraestructura ronda los 7.82 billones de pesos (600 mil millones de dólares) que representa el eje principal para la reactivación económica del país, en el corto plazo, y generar miles de empleos con un crecimiento anual de entre 4% y 5%.

Para ello, el Presidente se apoya en su secretario de Comunicaciones y Transportes Gerardo Ruiz Esparza, quien tiene experiencia en ello, ya que fue artífice de obras similares en el Estado de México, durante el gobierno de Enrique Peña Nieto. Con este plan de infraestructura si se lleva a cabo el país tendrá armas para su futuro y Peña Nieto será recordado por ello, como el presidente Miguel Alemán es recordado ahora por un plan similar ejecutado y planeado hace décadas.

El ayuntamiento de Texcoco no dará permisos ni licencias de construcción para la edificación de la terminal aérea en la zona debido a que no conoce a fondo el proyecto, declaró la alcaldesa de Deli na Gómez Álvarez, quien solicitó una audiencia con el presidente Enrique Peña. Dice que el artículo 115 de la Constitución en su fracción V señala que los ayuntamientos, aunque sea zona federal, tienen la facultad de expedir licencias de uso de suelo. Seguramente será atendida. Por lo pronto se montó en el proyecto y aprovechó la coyuntura para hacerse presente en los medios.

Así las cosas, hasta pronto.