Así las cosas...

Nuevos tiempos…

Fuerte ha sido la crítica sobre la iniciativa enviada por el jefe del Ejecutivo para reformar la constitución y permitir o legalizar y hacerlo ley, la posibilidad de matrimonios entre personas del mismo sexo. Crítica severa, moderada y a favor hemos leído y escuchado por toda la semana. La sociedad mexicana, es claro, no está preparada para tocar esos temas. Debemos como sociedad empezar a voltear a ver, hablar y definir sobre esos temas porque simplemente es una realidad y cada día es más común pero, además, siempre han existido.

Creo, estimado lector, que todo el vericueto, escándalo y enojo por parte de la Iglesia católica, y una parte de la sociedad mexicana, está en haber utilizado la palabra matrimonio, que en el mundo eclesiástico está visto como vínculo, ceremonia o acuerdo para procrear.

Los diccionarios dicen al respecto: para una comprensión más amplia de la expresión: "matrimonio" en su aspecto etimológico en muchas de las lenguas se debe tener en cuenta el concepto del contrato de matrimonio considerado por el derecho romano, que tiene su fundamento en la idea de que la posibilidad de ser madre, que la naturaleza da a la mujer núbil, la llevase a procrear una familia con un hombre. Para su mejor comprensión también podemos definirla como la unión entre un hombre y una mujer, siendo así (matris/madre) y monium, cuidado del (Padre/hombre/marido) de la (matris/madre).

Esta es una explicación etimológica del latín y así podríamos seguir pero no tenemos espacio. Lo cierto es que sería tan simple como cambiar o incorporar el concepto convenio o acuerdo en convivencia en una relación entre dos personas, que la final es el objetivo y así la Iglesia católica estaría en paz.

Creo, estimado lector, que al presidente Enrique Peña Nieto lo motivó el legítimo derecho de las personas de decidir con quiénes desean unirse y dar seguridad y legalidad a ello, que no está mal. Creo que debemos de ir modernizando nuestras leyes aunque a muchos no les guste...

Las campañas políticas siguen a fuego y palo en un marco donde dos de los principales partidos enfrentan jaloneos internos entre sus grupos de poder.

De las entidades donde habrá elecciones, en 12 de ellas para gobernador, se esperan catorrazos en cuatro. Oaxaca, Puebla, Veracruz y Tamaulipas. Los focos rojos son Oaxaca y Veracruz...

Desde este espacio le mando un saludo y abrazo afectuoso a nuestro compañero y amigo Joaquín López Dóriga que ha anunciado su retiro del noticiero estelar de la noche de la televisora de Chapultepec, luego de 16 años de titularidad y de informar cotidianamente y con gran profesionalismo, no solo en la noche sino cuando se necesitaba. Espero querido Joaquín que sea tan solo un cambio de ruta o de estudio, que estoy convencido que así será. Mi reconocimiento y cariño querido "Teacher". Así las Cosas, hasta pronto.