Así las cosas...

Morena, avanza

Sin ningún problema, Morena, de Andrés López Obrador, logró llegar a la meta que le pide la ley para otorgarle el título de partido político. Como era de esperarse, cumplió con las asambleas locales, 20 por lo menos, para que obtenga su registro oficial de partido político y participe en las elecciones intermedias de 2015.

Con ello la izquierda mexicana contará con otro partido para expresarse, bueno, si es que los dejan, y ser parte de la cúpula que rinde pleitesía al Sr. López. En tanto, continua la elección del la dirigencia nacional en el PRD, comandado por Nueva Izquierda, mejor conocida como los "chuchos" y que echó prácticamente del partido al tabasqueño conocido como "Peje". Serán cuatro los partidos de izquierda.

En este trance, el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas aparece como posible contendiente para volver a dirigir al PRD y dejar en el camino a Marcelo Ebrard, que en su carrera presidencial contemplaba la parada de dirigente nacional para que, bajo esas siglas, convenciera a quien se dejara de que el sería la mejor opción para suplir a Enrique Peña Nieto.

La cosa pareciera fácil, pero no lo es. La corriente política de los "chuchos", que ha ganado la dirigencia nacional durante las últimas tres elecciones no quiere soltar al partido y hoy presenta como su gallo al senador con licencia Carlos Navarrete. Tiene buenas tablas y se le reconoce dentro y fuera del partido.

Otra corriente busca reformar los estatutos para que Cárdenas pueda ser dirigente nacional, pero el hijo del Tata Cárdenas pone sus condiciones. Quiere que haya consenso mayoritario y ser candidato único, No será tan fácil y pienso que solo se darían sus condiciones si existe el acuerdo de que después Nueva Izquierda vuelva a la dirigencia para las elecciones presidenciales.

Esto colocaría al movimiento de los "chuchos" en una posición ganadora para sembrar su semilla por todo el país, contando con los recursos económicos y además el poder de palomear las listas de candidatos. Asi las cosas, los "Chuchos" le venderían muy, pero muy cara a Marcelo Ebrard su candidatura y no deje fuera al ingeniero.

Para ese entonces AMLO ya estaría acumulando millas y mas millas de horas de campaña presidencial, como viajero frecuente y que inicio desde noviembre pasado, para salir con su nueva bandera que es la contra a la reforma energética, asunto en donde se ha mostrado cauteloso ante la participación de Cárdenas.

La reforma energética se irá hasta febrero y mucho por el PRD y secundado por diputados federales priistas, además que el PAN no logra sacar su reforma política que es condición para votar la energética. Así las Cosas, hasta pronto.