Así las cosas...

Momentos de los partidos…

El PRI resolvió sin taches y en completa paz la renovación de su dirigencia nacional. El priismo reunido en pleno como pocas ocasiones en los últimos años, testificó y avaló a la fórmula peñista Beltrones-Monroy en su registro y posterior protesta como la nueva dirigencia nacional.

Manlio Fabio Beltrones, dirigente la CNOP, tres veces líder de las bancada priista en el senado y diputados, gobernador de su natal Sonora y subsecretario de Gobernación con don Fernando Gutiérrez Barrios, secretario particular de don Jesús Reyes Heroles, con quien inició su carrera, acreditan más que suficiente la experiencia y solvencia política del político.

Su compañera de fórmula, Carolina Monroy del Mazo, diputada federal electa, presidenta municipal de Metepec, secretaria de Desarrollo Económico , directora del Sistema de Salud y del Sistema de Radio y Televisión del Estado de México, política experimentada que ha dado frutos y resultados a su estado y a su partido.

Mancuerna insuperable que dará la batalla y los resultados esperados ante los momentos que se avecinan con doce elecciones para gobernadores el próximo año, de las cuales nueve de ellas son gobernadas por el PRI, con peligros latentes en dos estados y oportunidades en otros dos.

El mensaje del priismo es que la sana distancia entre gobierno y partido se acabó. Habrá cercanía y consulta permanente con el primer priísta. Beltrones dejó claro para quienes se les había adelantado el calendario citó:" Solamente buscan Presidente de la República quienes no lo tienen. El PRI tiene presidente y se llama Enrique Peña Nieto", más claro ni el agua.

Y abundó más al decir que en el PRI hay muchos cuadros valiosos y no solo tres o cuatro que se nombran en las columnas "no nos límites" respondió el líder.

En el PAN han resuelto también la renovación de su dirigencia. En el proceso de elección Ricardo Anaya arrasó a su contrincante el norteño Javier Corral. Al parecer quedan algunas heridas internas entre azules pero nada que no se pueda solucionar.

El grupo calderonista no apareció y predominó el grupo maderista. Algo debemos esperar en el futuro inmediato de parte del ex presidente y su esposa Margarita Zavala, quien, sin duda, ahora que declinó ir por la dirigencia del partido, seguro lo hará por la candidatura presidencial del PAN.

En tanto, el PRD están en plena transición después de la renuncia de su líder, Carlos Navarrete que nunca pudo despegar como se esperaba y se necesitaba. Fue atrapado por los intereses de las tribus incluso de las que se suponía estaban con él y el caso iguala lo mino severamente. Ahora el PRD transita por un camino muy sinuoso y peligroso, que su enemigo número uno, MORENA, tratará de aprovechar para restarle seguidores con en objetivo de desaparecelo. Ojo la izquierda no se pone de acuerdo todavía y es sencillo decir ¿porqué? porque AMLO no quiere, porque como siempre quiere todo. Así las Cosas, hasta pronto.