Así las cosas...

Llegó la hora

La vida política de nuestro país está en plenitud. Lo vemos en el Congreso de la Unión que ha sacado adelante una reforma constitucional más, la política. La verdad esperamos más. Creo que el sistema político nacional merece mejores leyes y una modernización a fondo y no un "frankestein" como lo hicieron. Deja mucho qué desear.

Un ejemplo es la desaparición del Instituto Federal Electoral y la creación de INE, con lo cual sigue siendo exactamente lo mismo y que raya hasta en burla.

Otra, las segunda vuelta en las elecciones no fue aprobada pero la reelección sí en 2018 en contra de las posiciones históricas del país (1933) plasmado en las leyes, artículo 29 constitucional, y le recuerdo una frase que nos ha acompañado durante 80 años: "sufragio efectivo no reelección".

Argumentan que el sentido de este cambio es el reconocimiento de los ciudadanos hacia los legisladores, reeligiéndolos. Lo podemos entender pero eso sí, tendrá que ser por el mismo partido político y no por otro o simplemente por la libre, y con ello regresa a ser un botín de los dirigentes partidistas y no una decisión estrictamente ciudadana. Muy mal.

Hoy sigue la reforma energética que está en plena discusión. El Senado cercado por las huestes del convaleciente AMLO, que en realidad fueron pocos, pero muy molestos para los ciudadanos, tanto peatones como automovilistas.

El senador hidalguense David Penchina en su calidad de presidente de la comisión de energía de la cámara alta, está a cargo de este delicado trabajo. Es un legislador experimentado, capaz, decente, de buen trato y sobre todo muy político. Seguramente entregará buenas cuentas.

Penchina ha sostenido que la reforma está muy avanzada y por ello se cree que saldrá en este periodo, contra todo pronóstico de la oposición, del PRD. Se ha dicho que la reforma está planchada por el PRI y el PAN. El tema de la reforma energética ha estado en la discusión desde hace mas o menos quince años. Los temas como los contratos para la IP ya existían desde hacer muchos años, no es nuevo. Hoy se busca abrir la puerta de contratos a otras áreas, contratos compartidos y sobre todo el tamaño de los mismos en aéreas no exploradas, que tal vez sea en donde pudiera existir preocupación, sobre todo por falta de información. Esperemos estimado lector a saber los pormenores de los que los legisladores proponen.

El tema de Andrés López Obrador, que fue una bomba en redes sociales, por la ligereza con que se trató, solo le puedo decir, o más bién opinar, que seguramente se recuperará y seguirá dando lata, pero en definitiva tendrá una temporada de descanso y luego su ritmo tendrá que disminuir. El tema lo tocaremos en la siguiente entrega. Habrá algunos de la izquierda que están frotándose las manos, para el 2018.

Así las Cosas, hasta pronto.