Así las cosas...

Leyes secundarias

Las leyes secundarias están bloqueadas en el Senado. El pleito entre el senador panista Javier Lozano, antes priista, con los del PRD Miguel Barbosa y Manuel Bartlett del PT, antes priista, han atorado debate y votación sobre la ley de telecomunicaciones.

Lozano, a través de su cuenta en redes sociales, compartió su orgullo de haber elaborado el texto de las leyes secundarias de una propuesta que debió haber sido elaborada en comisiones, con sus colegas, violando así el articulo183 fracción segunda del reglamento del Senado.

El PRD, a su vez, presentó la suya y Lozano la hizo a un lado calificándola de ridícula. El PRD contestó que la propuesta de Lozano nació muerta y pidió reponer el proceso como lo indica el reglamento.

Lo cierto es que Lozano, en su calidad de presidente de la Comisión de Telecomunicaciones, tiene la obligación de recibir todas las propuestas de sus compañeros y no descalificar ninguna. El senador se equivocó. Esto ocasionó reacciones contra Lozano y que al final atora cualquier diálogo.

Lo más grave es el tema de los contenidos por internet y la posibilidad de que el gobierno los censure, situación que salieron a negar los priistas. El tema es apasionante y obligado para el desarrollo del país. Si queremos estar a la par en la competencia comercial, también tenemos la necesidad de estar a la par en servicios y en internet estamos en pañales por no decir que en el cuarto mundo.

La cuestión, estimado lector, es que el Congreso de la Unión, a una semana de que concluya el periodo ordinario de sesiones, no han sacado las leyes que, por ley, debieron de haber procesado, discutido y terminado para su promulgación. La reforma política, de telecomunicaciones y energética no salen, además que en cámara de diputados existen por lo menos 50 minutas congeladas, entre ellas la referente a la deuda de los estados y municipios.

Y por esto y otras cosas más, la Encuesta Nacional de Opinión, elaborada por Gea-ISA, nos muestra una verdadera decepción en materia de democracia. Las dos terceras partes de los mexicanos (62%) dicen estar insatisfechos de nuestra democracia. Hace dos años 44% de los mexicanos estaban satisfechos contra 51% de insatisfechos.

El trabajo de los legisladores es desaprobado por 57 % de los ciudadanos cuando el año pasado lo aprobaban 48%.

A los partidos políticos también les fue mal en esta encuesta nacional de opinión. 41% opinan que los partidos políticos no representan a los intereses de la sociedad y los que creen en ellos solo 13%.

Sin embargo, 36% de los encuestados declararon que sí están dispuestos a hacer algo porque nuestro país mejore.

Así las Cosas, hasta pronto.