Así las cosas...

El Legislativo a fondo

El poder legislativo trabaja a todo vapor para sacar adelante las reformas que tienen en la agenda de este periodo ordinario, aunque salen cada día las resistencias o puntos de vista en contra, que solo son intereses de grupo.

Las reformas en discusión en el Congreso de la Unión son la hacendaria, energética y política. Cada partido tiene su preferencia.

La hacendaria en Cámara de Diputados y la energética en Cámara de Senadores están en la mesa de discusión y análisis. La política, discutida en el Senado, será la primera que se apruebe, dado que es condición del PAN para seguir adelante con las otras dos. Mal.

La política es sin duda importante porque hablamos de sustituir al IFE y crear un nuevo organismo electoral federal que se encargue de todas las elecciones en el país y eliminar los institutos estatales electorales.

También de la inmediata reelección de alcaldes y diputados, que bien vale la pena examinar con sumo cuidado y que tal vez esto si sería motivo de un foro de consulta. No hay tiempo para para ello. A fin de mes estará lista esta reforma para que la hacendaria y energética sigan adelante.

El PRI anunció que sufrirá cambios la propuesta hacendaria y fiscal hecha por el Ejecutivo. El PAN en el Senado está aferrado a retirarla en su totalidad con el argumento de que va en contra de la clase media. La van a sacar adelante los tricolores y los azules en diputados. El PRD está más en el tema energético.

El presidente Enrique Peña Nieto ha defendido con todo rigor su postura.

Los costos políticos los asume. No sé si habrá un costo político pero lo que es claro es la decisión del Presidente de la República por no claudicar y seguir adelante en su empeño de transformar a México.

Los alcaldes del país propusieron aplicarle un impuesto de dos pesos por litro a los refrescos. Esto suena violento en principio, pero tiene sus puntos a favor. El principal, atacar obesidad y diabetes en la población, principalmente en la niñez. El consumo de refresco en nuestro país es de 163 litros al año por persona, que es 40 por ciento más que en estados Unidos que es de 118 litros. También somos el número uno de consumo en el mundo.

La propuesta de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conam) asegura que se podrían recaudar entre 22 y 24 mil millones de pesos y el consumo se reduciría en un 26 por ciento.

Así las cosas, hasta pronto.