Así las cosas...

Asamblea tricolor…

El tema de la 22 asamblea nacional del PRI la cuarta semana de este mes es de suma importancia porque las cosas en el tricolor no son tersas, existen varias corrientes internas que quieren abrir las candidaturas al exterior, quitando los candados en donde solo los miembros con 10 años de militancia y haber participado en un proceso electoral podrían alcanzar la candidatura para presiente y gobernador.

Hay voces internas de grupos de los políticos de última generación que están por abrir y los añejos están por cerrar, que quieren que la militancia vote y decida.

El tricolor esta en uno de los momentos más difíciles porque la preferencia de los ciudadanos no está bien. Los números de la última encuesta dicen que es el partido más rechazado pero la diferencia con los que están arriba es muy pequeña y de ahí que quieren abrir la selección del candidato.

La lógica que se está aplicando a esta posición es de ciudadanizar la elección. Es decir, darle un perfil ciudadano al candidato para acércalo a los votantes y hacer un poco de lado la siglas.

Por otro lado, existe la corriente, como la que encabeza Manlio Fabio Beltrones, no solo con compañeros de partido sino con grupos ligados a la docencia, al mundo del dinero y políticos, que buscan gobiernos de coalición. Es decir, cogobernar con otros partidos bajo la premisa de que el gobierno tenga más viabilidad, ellos les llaman, gobernabilidad, en el entendido de que con una coalición el número de votos aumentaría y no se elegiría al Presidente de las República con un tercio de los votantes, es decir la minoría habría mayoría, con respecto al padrón.

La coalición podría dar la posibilidad de llegar a más del 40 por ciento de los votantes y en un golpe de suerte superar el 50 por ciento de los votantes y no quedarse en la minoría de 30 por ciento cuando mucho.

María de los Ángeles Moreno, política de gran experiencia, expresidente del PRI y con un muy buen reconocimiento entre los priístas, viejos y nuevos, envía un mensaje claro cuando dice que, si no se elige buen candidato, el partido se fractura.

María de los Ángeles considera que, si no se da una buena selección de candidato para 2018, a través del diálogo con la militancia y con negociación, el riesgo de una fractura interna es inminente y puede minar la posibilidad de triunfo. Lo único que podría fracturar al PRI es una imposición abierta afirma. El mensaje esta dado. Así las Cosas, hasta pronto.