Así las cosas...

2015

Las elecciones del próximo año, después de lo que hemos vivido en los últimos meses, serán sin duda de terror. Es decir, de suma importancia, se darán con todo y usted vea porque.

Más de la mitad del territorio nacional elegirá autoridades. Serán nueve mandatarios; 17 Congresos estatales, 887 presidencias municipales, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y 16 jefes delegacionales. Los procesos electorales de 2015 se realizarán el primer domingo de junio que es el día 7.

Los estados donde habrá elección para gobernadores son: Baja California Sur (PAN), Campeche (PRI), Colima (PRI), Guerrero (PRD), Michoacán (PRI), Nuevo León (PRI), Querétaro (PRI), San Luis Potosí (PRI) y Sonora (PAN). Las entidades que habrán de renovar sus congresos son: Chiapas, Estado de México, Jalisco, Guanajuato, Morelos, Tabasco, Yucatán y el Distrito Federal.

Todo se lo repartirán, perdón, lucharán en las urnas 10 partidos: PAN, PRI, PRD, PVEM, PT, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano, MORENA, Encuentro Social y Humanista. El 7 de octubre pasado inició el calendario oficial electoral para 2015.

Estas elecciones son importantes porque está en juego el control de la cámara de diputados federal y estados que, por su padrón electoral, presupuesto e importancia económica e industrial, representan un apetitoso platillo para los partidos políticos, con miras a la elección de 2018.

Por ejemplo, Nuevo León, entidad altamente industrial, con un producto interno bruto representativo al igual que Querétaro y San Luis Potosí que han avanzado en el terreno de la industria altamente especializada como la aeronáutica y automotriz.

Pero estados desde el punto de vista político y geográfico, como Sonora, Michoacán y Colima, también son blancos importantes. Pero en esta selección debemos de apuntar a todos los partidos. No todos tienen reales posibilidades de ganar las gubernaturas. Realmente son tres partidos. PRI, PRD Y PAN.

En Querétaro el pleito cerrado será entre el PRI, cuyo gobernador saliente ha hecho buen papel, y el PAN, que ha gobernado la entidad y al parecer irá con su mejor gallo que es el actual presidente del partido. En Michoacán el pleito será entre tres. En Guerrero la disputa será entre dos: PRI y PRD. En Nuevo León será entre PRI y PAN, al igual que en Sonora. En el Estado de México, que renueva congreso local y 125 ayuntamientos y su ubicación geográfica y política es de suma importancia porque tiene la mayor población del país.

Debemos de tomar en cuenta que conforme pase el tiempo se pueden dar nuevas circunstancias que pueden cambiar las condiciones actuales, como son alianzas y coyunturas políticas y sociales, como en el caso de Michoacán y Guerrero.

Seguramente los partidos chicos y de nueva incorporación buscarán alianzas para poder avanzar, aunque la nueva ley electoral es estricta en el sentido de que deben en lo individual comprobar que cuentan con el dos por ciento de la votación para conservar su registro. Será interesante.

Así las Cosas, hasta pronto.