#adoptaunmillennial

(#Sismo)

Regularmente, voy entrelazando todos mis artículos semana por semana, pero hay ocasiones en las que tenemos que hacer un paréntesis y charlar sobre temas de actualidad; en este caso, uno muy duro en nuestro país: el suceso trágico del temblor que nos hizo unirnos como sociedad.

Los canales de comunicación hicieron que las televisoras tuvieran corresponsales en todas partes, con imágenes tomadas de primera mano y subidas a internet que acabaron "viralizándose"; también fotografías y noticias impactantes que llegaron a nuestro celular en cuestión de minutos, pero lo más importante fue la ayuda que llegó de una manera diferente pero permitida dentro de las redes sociales, con personas solicitando sus requerimientos en zonas afectadas.

El sismo hizo que se volteara a ver de manera marcada la ayuda de los millennials, pues hubo diversas notas en todas las plataformas dedicadas a nuestra generación: gente diciendo que se reivindicó la generación Millennial en México, que se acabaron con mitos, que lo que se derrumbó fue el concepto en el que nos tenían, y hasta escribieron: "no nos pidas levantar un cuarto, pero mira cómo levantamos el país". Puede ser el primer temblor de gran magnitud que sentimos y, como tal, la primera vez que se ayuda con ese método, pero el apoyo es incondicional, y que nadie pidió que voltearan a ver o que señalaran con plumón fosforescente la participación que se tuvo ante la emergencia, es algo normal.

¿Cuántas veces nos han pedido que dejemos el celular en nuestra vida diaria? Pero tener la tecnología como el aliado ideal también es un pan de cada día y ello conllevó a crear páginas web donde se ofrecían casas para dormir, bañarse o comer, tener fotos en Face de lo que se requería en cada punto, pero la más importante y la que se debe resaltar fue una app para comunicar dónde estaban los centros de acopio o las zonas de riesgo. Esa es la que hay que perfeccionar para que sea la que tengamos en mente en una próxima tragedia.

¡Felicidades, millennials, por ser como siempre!