#adoptaunmillennial

Solo busca un mentor

He sido afortunado en el tema, tengo amigos que se han vuelto mis mentores y mentores que serán mis maestros por la eternidad, todos con muchas más cualidades que defectos; no me he cansado de absorber los consejos positivos que me puedan proporcionar o de ver y aprender de alguna situación que terminó en un error por un manejo que no fue el adecuado.

Y es así donde te pregunto ¿qué buscas para nombrar a alguien tu mentor?, en una de esas puede ser la experiencia tanto laboral como personal, que te cautive su historia y sepas todos los obstáculos que pasó para lograr estar donde está, que tenga como fortaleza alguna característica afín a lo que marca tu pasión por vivir, que cada vez que te diga “No” venga acompañado de una base sólida de fundamentos y formativa a la vez, que tengas un punto de admiración y de estima bastante alto, que sea alguien al que por propia iniciativa decidas no fallar.

Hay que aprender de todas las personas, muchas de ellas te enseñan que NO hacer, y con eso ya ganaste.

El Millennial debe respetar el conocimiento de sus compañeros de equipo que sean mayores, hacer sinergia con ellos, y ponerse en ‘modo esponjita’ para captar tips que solo los años les pudieron haber dado, porque algún día los papeles se invertirán ;).

Hay un práctica que denota bastante humildad e innovación en este tema, que puso en marcha una empresa de relaciones públicas y comunicaciones con oficinas en 85 países, Burson-Marsteller, se llama ‘Reverse Mentoring’ o mentoría inversa, donde aquí un mentor joven acerca al jefe de la empresa a la forma de pensar de los millennials. Su directora general de recursos humanos, Michele Chase, sabe que su CEO Senior (o el dueño, como quieran llamarle) se ayuda de su empleados milénicos para estar al tanto en las tendencias y los nuevos comportamientos digitales, sobre todo en redes sociales y que inevitablemente, hay momentos en que los “estudiantes mayores” dan retroalimentación o asesoramiento a sus jóvenes asociados, de modo que el entrenamiento se convierte en mutuo. Muchas empresas ya implementaron ese programa, al final de cuentas ‘copiar es bueno’.

humbertogandara.com