#adoptaunmillennial

Manéjalo de forma profesional

Una de las palabras que más me gustan desde que entré a laborar es "profesional". La conocí muy de cerca y, créeme, perfectamente ejecutada por algunas personas que trabajan mucho más allá de sus metas, que no solo cumplen sus horarios y se van, que generan día con día mejor sinergia y resultados, que no se afectan por los chismes y se preocupan por avanzar, que priorizan sus proyectos y sus ganas de salir adelante, que optimizan el tiempo que pasan en la oficina, sin importar cuánto sea, y que no están pendientes del tic tac del reloj para salir (mucho menos si ya pasó la hora pero aún no concluyen su trabajo). El profesional conoce sus responsabilidades y las cumple, no importa si se lo manda el jefe o no.

Se ocupa y se predica mucho; puede ser tan común y tan mal ejecutada.

Estoy seguro de que la constancia abrazada de la disciplina será un fuerte aliado en tu camino a ser profesional. No quiere decir que, si ya eres profesionista, lograste ese cometido.

Un profesionista del mundo 'Godín' (los oficinistas) puede ser muy tituladito y todo, pero parece que están librando obstáculos cuando se trata de responsabilidades o de trabajo. Y es que, no es por ser ñoño, pero deben creérsela: ya están peleando la papa de cada día y deben echarle su 120% a la chamba. Luego por eso estereotipan al millennial de flojonazo, y la neta hay hasta chavorrucos de la Generación X con ese 'modus vivendus'.

Asimismo, hay gente que sin titularse se preocupa más por superarse dentro de su campo de acción, que empíricamente descubre formas y caminos para hacer fácil y bien sus labores cotidianas, cuyo tiempo libre ocupa en generar más; gente responsable, gente competitiva.

Por cierto, felicidades si eres profesionista y profesional.

En resumen: trata de forjarte en una fábrica de profesionales, aprende de los errores de tus mentores, concéntrate en lo positivo que puedas copiar y mejóralo. Siguiendo ese camino, un día te tocará formarlo, y crear una máquina de elementos que sepan hacer todo sin una instrucción.

humbertogandara.com