#adoptaunmillennial

Me voy a meter un ratito a Facebook

Y así lo hice. ¡Pfff!

Trabajamos la oportunidad de ligar un viaje de trabajo a Sacramento, California con una visita en las instalaciones de la que a mi gusto es la red social más importante del mundo hoy en día: Facebook.

"El único inconveniente es que estamos a dos horas y media de la ciudad a la que van" nos dijo Robert Ruiz, Director de Facebook Sports cuando charlamos con él. En mi mente solo pensaba que si debía de viajar un día, lo viajaría con gusto con tal de conocer su sede.

Pactamos la lista de 5 visitantes, fecha y lugar definidos, vía correo electrónico nos íbamos a poner de acuerdo de los detalles que complementaban la cita. Era todo felicidad, con más de un mes de antelación teníamos cerrado el evento, solamente no contemplamos algo importante, las circunstancias.

Y los invitados se fueron restando como la canción de los perritos "De los cinco que tenía, ya no'más quedaron cuatro", y luego tres, después dos, y al final uno (yo) :(. El trabajo que sale de la nada, los motivos personales y los pendientes que surgieron para entregar con urgencia, entre otras cosas, me dejaron como el único posible asistente lamentablemente para mis 'brothers'. Debíamos tomar una decisión cancelar o continuar solo.

El coche, la gasolina, Google Maps y las inmensas ganas de estar ahí fueron mis acompañantes durante ese trayecto. Podría haber hecho tres artículos de todo lo que iba pensando. ¿Cómo será? ¿Qué destacará de su cultura laboral? ¿Estará Mark Zuckerberg en su ofi? ¿cómo logran la felicidad en sus trabajadores? ¿cuál será para ellos la clave de su éxito? ¿me darán un tour? ¿Por qué la ciudad donde se establecieron se llama Menlo Park y no Menlo City?, y muchas más preguntas, algunas de ellas con mayor sentido que las otras se iban generando con el choque de emoción con expectativa que se apoderaba de mi ser. Sin haber llegado, ya había valido la pena.

Fue la carretera 84 la que me llevó al número 1 del Facebook Way, al lado de una partecita del Océano Pacífico que se mete por San Francisco, ahí estaba el complejo que me recibía con 'una mano gigante, en forma de like...'.

humbertogandara.com