Tras bambalinas

"El rey león"

Una verdadera avalancha de adjetivos es lo primero que viene a mi cabeza al empezar a escribir este texto sobre el reciente estreno del musical El rey león.

Conmovedor, divertido, impresionante, creativo, sorprendente, colorido, alegre, tierno, sublime…  son algunos de los muchos calificativos que pueden aplicarse a este montaje que durante dos horas y media lleva al público de sorpresa en sorpresa y por toda la gama de sentimientos, con momentos divertidos, íntimos, reveladores, impactantes.  

Muy atinado el comentario de un espectador en la función que vi, quien afirmaba a sus acompañantes durante el intermedio, que los primeros 10 minutos del montaje eran tan conmovedores y sorprendentes que uno podía irse en ese momento del teatro más que satisfecho.

Para fortuna y gusto de todo el público, esa sensación se prolonga a lo largo de toda esta  puesta en escena en la que luce a plenitud el talento y la creatividad de una mujer sorprendente como Julie Taymor, quien a partir de la famosa película animada de Disney, creó un montaje realmente mágico.

Es realmente impresionante  ver cómo cada uno de los personajes y los momentos cumbre de la película animada han sido trasladados al escenario con tal creatividad y grandeza que uno no termina de admirarse a cada segundo.

He intentado decidir cuál es mi escena,  mi personaje, mi canción, mi vestuario y mi actor favorito,  pero no he podido decidirme.  Y es que la verdad es que la calidad es tan alta y homogénea que resulta  imposible optar por éste o por aquel.

Bravo a todo el equipo creativo y de producción que realmente ha hecho un trabajo no de 10, sino como dijo mi sobrino Iker de solo 6 años, “se merecen 20 de calificación”.

Bravo, evidentemente a cada uno de los 51 integrantes de un elenco compuesto por brillantísimos artistas de seis nacionalidades.

Imposible sería mencionarlos aquí a cada uno de ellos, pero vaya desde aquí una sonora ovación para todos. Sin embargo, me permito solo enlistar a los protagonistas, soberbios todos: Carlos Rivera (Simba), Flavio Medina (Scar), Fela Domínguez (Nala), Jorge Lau (Mufasa), Alfonso de la Borbolla (Timón), Sergio Carranza (Pumba), Ricardo Zárraga (Zazu), Taiane Martins (Shenzi), César Enríquez (Banzai), e Ignacio Rivapalacio (Ed).

El rey león que está ya en nuestro país tiene la grandeza del mejor teatro del mundo y con un sabor  muy mexicano.

hugohernandez@mejorteatro.com