Tras bambalinas

Dos musicales que hay que ver

Conocí a Guillermo Wiechers y a Juan Torres cuando empezaban con su carrera como productores teatrales, hace poco más de una década. Desde entonces los he visto trabajar ardua y permanentemente para crecer y crecer en esta nada fácil tarea.

A lo largo de estos 10 años han llevado a escena obras como Rojo, El chofer y la señora Daisy, Yo madre Yohija, Magnolias de acero, La madriguera, Yo soy mi propia esposa, Las cuatro estaciones y Cómo envejecer con gracia.

Asimismo, han podido trabajar con grandes actores y directores, entre los que se encuentran Susana Alexander, Héctor Bonilla, Víctor Trujillo, Salvador Sánchez, María Rojo, Ludwika Paleta, Bruno Bichir, Alfonso Dosal, Mariana Garza, Lorena Maza, Diego del Río…

Hago este brevísimo recuento, porque este fin de semana regresan a la cartelera dos producciones de los niños Wiechers-Torres, como los llaman algunos comunicadores, que vale la pena ver.

Se trata de dos musicales, uno grandote y otro pequeño: La fierecilla tomada y Godspell, respectivamente.

Guillermo y Juan han declarado en varias ocasiones que montar un musical de gran formato era su sueño desde hace años, pero fue hasta el año pasado que se animaron a hacerlo.

Arrancaron 2014 montando Gosdpell, un clásico del género, que se ha visto en nuestro país en varias ocasiones. Dirigido por Lorena Maza, esta versión musical del Evangelio de San Mateo, ha sido una prueba de fuego para jóvenes  actores, como lo es una vez más en esta ocasión.

Godspell estará solo unos cuantos fines de semana en el teatro Rafael Solana, en Coyoacán.

El otro montaje, sí que fue una graduación para Guillermo y Juan, pues La fierecilla tomada es un gran montaje, en el que intervienen no solo una treintena de actores y músicos, sino que, como en todo gran musical, el vestuario, la escenografía y la iluminación son palabras mayores.

Héctor Bonilla, Jacqueline y Chantal Andere, Roberto Blandón, Mauricio Martínez, Norma Lazareno, encabezan el reparto de esta historia que divierte a todo mundo, pero especialmente a los amantes del teatro, y de manera superlativa a los fans del musical, pues es una especie de ingeniosa disección y homenaje al género.

La fierecilla tomada estará solo ocho fines de semana (dos funciones sábado y dos domingo) en el teatro San Rafael.

Como se dice en el argot teatral, mucha mie... para Guillermo y Juan en esta nueva aventura.

hugohernandez@mejorteatro.com