Tras bambalinas

"Las hadas"

En el segundo acto del musical Peter Pan, dirigido por Jaime Matarredona, había una emotiva escena en la que desesperado ante la agonía de Campanita, Peter comienza a repetir que él sí cree en las hadas. Era realmente conmovedor ver cómo contagiados por la angustia de Peter Pan (magistralmente interpretado por Lolita Cortés), todo el público, niños y adultos, gritaban a voz en cuello: Yo sí creo en las hadas.

Esta imagen viene a mi mente luego de ver la ópera Las hadas, dirigida precisamente por Matarredona, y que este domingo 27 ofrece una última función (por ahora) en El  Lunario, dentro de su ya tradicional y muy exitosa temporada de Ópera para niños.

Y no es de gratis que recuerde aquel fantástico Peter Pan y lo ligue a este montaje, pues ambos tienen el común denominador del entusiasta trabajo de Jaime, quien a lo largo de las últimas dos décadas ha mostrado su versatilidad, constancia, talento, profesionalismo y compromiso permanente.

Obras tan diversas como la estupenda IDIOTA (hoy en cartelera), Los monólogos de la vagina, Defendiendo al cavernícola, Agosto, Duda, son  botones de muestra de la trayectoria de Matarredona quien además ocupa un sitio capital en la producción de grandes musicales que Ocesa ha traído a nuestro país, como El rey león (también en temporada).

Una vez más, Jaime suma sus talentos a los de Sylvia Rittner, directora de Arpegio Producciones, con la que de manera entusiasta, profesional y constante, promueven la ópera para niños. Los resultados son magníficos; y a las pruebas me remito. Las hadas, primera ópera escrita por Richard Wagner cuando solo tenía 20 años y que se basa en la obra de teatro La mujer serpiente, cuenta como el príncipe Arindal descubre a la encantadora y misteriosa Ada, se enamora de ella y se convierte en su esposo, pero es advertido de que jamás deberá preguntarle quién es ni de dónde proviene. La curiosidad lo vence y al intentar indagar, descubre que la bella mujer es un ser sobrenatural. Ada desaparece y es condenada a vivir encerrada en una roca, para liberarla del hechizo él deberá afrontar duras pruebas.

Este montaje marca el regreso a nuestro país de la soprano Patricia Santos, ganadora del certamen Ópera prima en el 2010, y cuenta con otros brillantes intérpretes como Jorge Maciel Negrete, Amed Liévanos, Nahum Sáenz y Liliana Aguilasocho, entre otros.

La dirección musical es del maestro Isaac Saúl.

Luego de ver este excelente montaje, uno sale repitiendo junto con Jaime Matarredona: ¡¡¡yo sí creo en Las hadas!!!

hugohernandez@mejorteatro.com