Tras bambalinas

"Los hartistas"

En cuanto termine usted de leer este texto tiene que correr al Foro Coyoacanense, pues espero que mi comentario sea lo suficientemente motivante para animarlo a ver Los hartistas (alta y harta comedia), un espectáculo de tributo a Les Luthiers en el que usted no parara de reír durante dos horas.

El primer gran atractivo de esta puesta es, sin lugar a dudas, el nombre (gigantesco) del grupo argentino que, con música, humor, ingenio, inteligencia e irreverencia, ha conquistado al mundo de habla hispana desde hace cinco décadas. Históricas son las giras de este quinteto en nuestro país, donde son verdaderos ídolos. Lastimosamente hace rato que no aparecen en nuestros escenarios, y por lo menos en lo que resta de este año tampoco lo tienen contemplado.

La nostalgia y el deseo por verlos son muchos, por ello un espectáculo como Los hartistas es más que bien recibido. 

Los fans se encontrarán con algunos de los números clásicos  más representativos y los disfrutarán al máximo; y para quienes ni siquiera los conocen, descubrirán un humor agudo, fino, inteligente y sobre todo, altamente disfrutable.

Creado, dirigido y protagonizado por Ricardo Díaz, quien pese a su corta edad cuenta con una sólida carrera como actor y director en el mundo de los musicales, Los hartistas es un tributo más que digno, primero, porque el montaje recoge la esencia de los espectáculos de Les Luthiers, donde todo se centra en los intérpretes, y luego, porque conjuga el trabajo de seis jóvenes realmente talentosos.

Destaca, primero que nada el mismo Díaz, con una sólida vis cómica, a la que saca todo el provecho posible.

Junto a él brilla Efraín Berry, a quien siempre había yo ubicado más como cantante que como actor, pero aquí está estupendo, luciendo al máximo sus dotes como comediante.

Adrián Pola, Fernanda Ostos, Rodrigo Sáinz y Mario Cassán se llevan verdaderas ovaciones en cada una de sus bien logradas intervenciones.

Es un gusto ver un montaje como este, en el que el teatro se ve revitalizado por jóvenes no solamente entusiastas, sino antes que nada valientes y talentosos.

A los ya mencionados hay que agregar a Julio Trujillo, quien junto a Díaz es productor de Los hartistas, que se presenta los viernes de julio en el Foro Coyoacanense, a un costado del edificio delegacional.

hugohernandez@mejorteatro.com