Tras bambalinas

"En los andamios del teatro"

El primer escenógrafo del que tengo memoria es David Antón.

Era principio de los años 70 y empezaba yo a ver teatro. En aquellas primeras  obras cambiaban los actores, los directores, los espacios escénicos, pero  recuerdo que había un nombre que se repetía. Y ese era precisamente el del responsable del diseño escenográfico. Hoy, en una publicación inusitada, Édgar Ceballos saca a la luz En los andamios del teatro: las escenografías de David Antón.

En la presentación del mismo, Ceballos explica: “La idea de publicar este libro se me ocurrió cuando descubrí que las escenografías y los vestuarios, pese a ser corpóreos, son tan efímeros como el teatro mismo: no bien termina la temporada de una obra y desaparecen, y junto con ellos hasta los bocetos y los planos sobre los que se hicieron”. Gracias a la misma presentación nos enteramos que don David estudió pintura en la escuela La Esmeralda, y aunque pensaba dedicar su vida a ese mundo, un día el dramaturgo Wilberto Cantón le encargó la escenografía para la comedia Escuela de cortesanos y entonces su vida cambió por completo.

Y gracias a una impecable edición de Escenología, en colaboración con Conaculta e INBA, tenemos un recorrido maravilloso por siete décadas de trabajo de Antón, lo mismo en teatro que en la ópera.

Bocetos, diseños, planos, fotografías se combinan para resumir la trayectoria de este hombre que ha trabajado para más de 600 producciones, de todos los géneros, formatos, tamaños y estilos, que le han permitido mostrar su inagotable talento. Desde los bocetos de Valpone, de 1952, presentada en el hoy desaparecido teatro de compositores, hasta Turandot, de 2013, que hizo temporada en el Palacio de las Bellas Artes, es el recorrido que incluye bocetos para, por ejemplo, Petición de mano, de Chejov; Don Juna Tenorio, de Zorrilla;  El burgués gentilhombre de Moliere.

Fotos y diseños de La soñadora y La corista, ambas con brillantes temporadas en el teatro de los Insurgentes;  Lucrecia Borgia, dirigida por Alejandro Jodorowski en el teatro Fru Fru y el Lírico; y Mame, con la gran Silvia Pinal, son otros de los trabajos que aquí se incluyen. Aunque en menor medida, también se toca la faceta de diseñador de vestuario del maestro Antón, en obras como El divino Narciso, Rigoleto o Las relaciones peligrosas. Fascinante libro para los amantes del teatro.

hugohernandez@mejorteatro.com