Tras bambalinas

"Soap"

Un título siempre crea expectativas. Es una especie de “promesa de venta”, como le dicen los mercadólogos, sobre la que uno se imagina qué es lo que va a ver.

Soap es, no lo negará usted, un título singular; sin embargo, anticipa al menos una cosa. Su casi indisoluble conjunción con el agua.

Donde hay jabón, hay agua.

Todo esto viene a colación del maravilloso, así con mayúsculas, espectáculo que se presenta actualmente en el Teatro 2 del Centro Cultural Telmex, hasta donde llegó procedente de Berlín.

Se trata de un montaje en el que se combinan mucho teatro, mucho cabaret, mucho circo, mucha música, muchísimo humor, mucha agua y (curiosamente) poco jabón.

Soap es un espectáculo que combina estas disciplinas y elementos para contar pequeñas viñetas, no todas con una historia, que tienen en común una tina de baño y otros ingredientes cercanos, entre ellos el agua y el jabón.

Ahora bien, esto que a simple vista parece muy simple está lleno de ingenio y talento y tiene una ejecución tan cuidada, rayana en la perfección, que deja a todo mundo con el ojo cuadrado.

Soap, según se explica en el programa de mano, ha sido vista por un millón y medio de personas y me atrevo a decir que la misma sorpresa y el disfrute que estamos teniendo los mexicanos de verlo, los habrán tenido los espectadores de los muchos países en los que se ha presentado.

Cerca de dos horas se prolonga el espectáculo que te lleva de sorpresa en sorpresa y en el que te ríes mucho, lo cual es doblemente meritorio pues no hay diálogos y todo es con el cuerpo y la expresión facial.

Por igual adultos, jóvenes y niños, a juzgar por lo que vi en la función que me tocó, disfrutan del espectáculo, pues es imaginativo, divertido y muy impactante.

Precisamente por ello, me parece que lo más justo es enlistar aquí a los intérpretes que, sin exagerar, arriesgan hasta la vida con unos números de acrobacia impresionantes.

Ellos son Anton Belyakov, Svetlana Biba, Adem Endris, Omar Cortés González, Lina Navakaite, Marjorie Nantel, Ludmila Nikolaeva y Joseph Pinzon.

Felicidades al equipo de producción por este Soap tan impresionante, que estará un par de semanas más en este mismo espacio de la esquina de avenida Cuauhtémoc y Puebla.