Tras bambalinas

'Madero o la invocación de los justos'

Casi por regla general, los héroes nacionales pasan a formar parte del 'paisaje' político, de tal manera que terminamos por no verlos. Sabemos lo mínimo de ellos y casi siempre solo nos enteramos de lo que a la historia oficial conviene que sepamos.

Sin exagerar, una de las figuras de las que menos conocemos es Francisco I. Madero: de hecho hasta su nombre ha sido motivo de errores. Hasta hace algunos años para muchos la letra I intermedia era de Indalecio; hoy se ha aclarado que es de Ignacio.

Este comentario me sirve de pie para hablar de la obra Madero o la invocación de los justos, que hace temporada en el teatro Juan Ruiz de Alarcón, del Centro Cultural Universitario, de la UNAM.

Escrita por Antonio Zúñiga y dirigida por Mauricio Jiménez, esta puesta en escena no es, contra lo que pudiera pensarse en un primer momento, una obra biográfica o un recorrido cronológico por la vida y los hechos más importantes de quien fuera el impulsor principal de la Revolución Mexicana.

Se trata de una propuesta reflexiva sobre los pensamientos, la ideología, los valores de quien ha sido calificado como la "bisagra más importante que permitiera la transición hacia el México que actualmente conocemos".

Con un escenario en cámara negra, que de pronto da espacio para algunos elementos escenográficos que rompen con esta quietud, Madero o la invocación de los justos es un desordenado pase de lista a momentos, personajes, situaciones, hechos, recuerdos de la vida del prócer.

Teatro mexicano de hoy, que habla al público con un lenguaje actual, novedoso, que crea su propio código y no le apuesta a las formas ni a las claves probadas del pasado.

Bravo por el buen trabajo al elenco que se multiplica para dar vida a la veintena de personajes que entran y salen a lo largo de los 80 minutos que dura la función.

Ellos son Aída López, Francisco Mena, Fabián Varona, Fernando Sakanassi, Ángel Lara y Zamira Franco.

Madero o la invocación de los justos se presenta solo dos fines de semana más, como todas las obras que se encuentran en recintos de la UNAM que estarán de vacaciones a partir del 11 de diciembre.


hugohernandez@mejorteatro.com