Tecno empresa

¿Y quién verifica los alcoholímetros?

No vayas a pensar que esto me sucedió a mí, ni al famoso primo de un amigo, solo se trata de una profunda reflexión, duda y exigencia que nace de la angustia de cualquier bebedor social que se arriesga a conducir tras haber tomado una o dos copas en una noche.

Con esto no justifico a todos los borrachines que merecidamente se ganan un tour por El Torito (Centro de Sanciones Administrativas e Integración Social), sino, más bien, comparto la preocupación por saber quién, cómo y cuándo se certifican los famosos alcoholímetros, que tal vez han culpado a muchos inocentes. Por eso anduve de preguntón y encontré algunas cosas interesantes.

La metrología legal es la ciencia de las mediciones en actividades que puede afectar a un consumidor en una transacción comercial y la máxima autoridad es la Organización Internacional de Metrología Legal (OIML), organismo encargado de publicar las normas internacionales que se aplican a estos instrumentos y recomienda cuáles se deben verificar o calibrar de manera periódica, ya que por su uso tienden a generar datos falsos.

En el caso de México, el gobierno federal, mediante la Secretaría de Economía y la Profeco, establece la obligatoriedad de la medición en transacciones comerciales vía instrumentos que sean confiables y exactos, a fin de cumplir con las normas oficiales mexicanas (NOM) que les aplican mediante la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

Por ello, la mayoría de los países emite una lista de instrumentos de medición cuya verificación inicial y periódica es obligatoria, al tiempo que establece reglas claras para su revisión; por ejemplo, Alemania, Francia, España e incluso Argentina tienen listas de instrumentos con más de 20 equipos; sin embargo, en México el listado (publicado por Economía el 21 de octubre de 2002 en el DOF) solo considera cinco instrumentos: medidores para gas natural o LP, relojes registradores de tiempo, instrumentos para pesar —básculas y balanzas—, taxímetros y bombas despachadoras de gasolina. ¿Y el alcoholímetro?

En México solo se tiene el proyecto de norma PROY-NMX-CH-153-IMNC-2008, porque en nuestro país no contamos con normas para ese equipo, a pesar de que algunos expertos me dicen que con el paso del tiempo todos los alcoholímetros requieren ser recalibrados o cambiar de sensor, ya que si éste se satura puede dar resultados sesgados. Entonces, ¿qué pasa con el alcoholímetro? ¿Quién certifica que esos equipos están calibrados? ¿Quién nos garantiza que, efectivamente, un conductor trae 0.40 mg/L de alcohol en la sangre? ¡Qué meyo!

hugo.gonzalez@milenio.com

http://twitter.com/hugogonzalez1